¿Sabes cuál es el secreto de las pizzas de La Fabbrica?

Aldo Cabrera y Agata Szustakiewicz nos revelan, desde su cocina, la receta de la masa que ha convertido sus pizzas en unas de las más famosas de Córdoba

0

REDACCIÓN-INSITU 13:11

Este conocido y reconocido establecimiento del barrio de Ciudad Jardín (Calle Albéniz, 16) ha salido del confinamiento por todo lo alto. Los responsables de hacer soñar a Córdoba con sus pizzas, Aldo Cabrera y Agata Szustakiewicz, están con más ganas que nunca de alegrarles la vida a sus clientes.

Desde La Fabbrica elaboran a diario sus pizzas, hamburguesas, ensaladas y demás platillos para entregar a sus habituales en formato take away (957 846 202 / 602 411 269)

Aunque Agata normalmente se encarga de dirigir la sala, por ahora se ha convertido en una incondicional pinche de cocina para Aldo y ambos nos han contado cómo elaborar la base de pizza que hace que las suyas tenga una textura y sabor únicos

¡Atentos porque…el secreto está en la masa!

Para hacerla debemos tener a mano:

3 gramos de levadura fresca

500 gramos de harina

300 gramos de agua mineral fría (sí, has leído bien: gramos, no mililitros)

20 gramos de sal fina

12 gramos de aceite de oliva virgen extra

Lo primero que haremos será disolver la sal y la levadura fresca en el agua. Seguidamente, pondremos la harina en un bol y vertemos la mitad del agua. Mezclaremos hasta obtener una masa homogénea e incorporaremos el agua restante.

Pasaremos la masa a una superficie plana y seguiremos amasando durante varios minutos. A continuación, haremos un hueco en el centro de la masa y echaremos el AOVE, tras lo que seguiremos amasando durante cinco minutos más.

Pondremos la masa en un bol, la filmaremos bien y la dejaremos durante un par de horas a temperatura ambiente. Transcurrido ese tiempo, la sacaremos del bol y cortaremos en cuatro trozos con los que haremos otras tantas bolas de masa.

Las dispondremos en una bandeja bien separadas las unas de las otra para que cuando aumenten su volumen no lleguen a rozarse. Y las dejaremos durante una hora a temperatura ambiente y 30 minutos más en el frigorífico.

Cuando las saquemos, debemos estirarlas bien con un rodillo (o si somos muy hábiles podremos hacerlo con las propias manos) y obtendremos cuatro bases de pizza.

Para que la masa no se pegue a la superficie de rodamiento tenemos espolvorearla previamente con un poco de harina.

Precalentaremos el horno a 250º durante cinco minutos, tiempo que aprovecharemos para poner el tomate sobre la base.

La introduciremos en el horno y la mantendremos durante un par de minutos para que se precocine. La sacaremos y pondremos el resto de ingredientes. Volveremos a introducirla en el horno y en sólo cinco minutos la sacaremos.

TRUCAZO DE LA FABBRICA: No todos los ingredientes que lleva la pizza pueden meterse al horno durante la cocción completa: anchoas, jamón serrano, nueces, miel, parmesano o cualquier hierba (como la rúcula) se añaden en el último momento antes de servir para que no se alteren sus propiedades y textura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.