Guardias civiles y policías nacionales de Córdoba se manifestarán en Madrid el 26 de noviembre

En dicha reunión también se abordó la hoja de ruta que esta asociación profesional seguirá en los próximos meses para la consecución de sus objetivos

Guardia Civil /RAM
Imagen de la Guardia Civil. FOTO: RAM

La Asociación Unificada de Guardias Civiles y el Sindicato Unificado de Policía, en unidad de acción, han hecho un llamamiento a los agentes de ambos cuerpos para exigir el reconocimiento de sus derechos laborales, utilizando todos los mecanismos que permite el ordenamiento jurídico hasta conseguir avances. El primer paso es la convocatoria de una manifestación para el día 26 de noviembre en Madrid, a la que asistirán numerosos guardias civiles y policías de toda la provincia.

Para organizar todo lo relativo a dicha movilización, ayer se reunió en la comandancia de la Guardia Civil de Córdoba la directiva provincial de AUGC con los vocales de todas las unidades y especialidades de la provincia, en la que se acordó facilitar el transporte a todas las personas que quieran asistir. En dicha reunión también se abordó la hoja de ruta que esta asociación profesional seguirá en los próximos meses para la consecución de sus objetivos.

Los motivos para convocar la manifestación del 26 de noviembre están relacionados principalmente con la discriminación que sufren los agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional respecto a los policías autonómicos y locales. AUGC y SUP reclaman que se les apliquen unos índices correctores para reducir la edad de jubilación, del mismo modo que ya se hace en las policías locales y en las autonómicas −Ertzaintza, Mossos d’Esquadra y Policía Foral−, porque quienes trabajan en los cuerpos de seguridad estatales sufren las mismas o incluso mayores condiciones de peligrosidad, riesgo y penosidad que en los otros cuerpos policiales. La jubilación anticipada está garantizada por la Constitución Española para determinadas actividades profesionales, entre las que se encuentran bomberos, artistas, ferroviarios, mineros, taurinos y otros, así como los policías, pero en esta materia una vez más se vuelve a discriminar a los trabajadores de los cuerpos de seguridad del Estado, tratándoles como policías de tercera y ampliando aún más la brecha salarial y profesional respecto a los cuerpos policiales autonómicos y locales.

Por otro lado, en la movilización se reclamará la aplicación del Acuerdo de la Función Pública entre gobierno y sindicatos a los guardias civiles y policías nacionales en lo que se refiere a la jornada laboral de 35 horas semanales, para que los agentes de ambos cuerpos no sean discriminados una vez más respecto al resto de funcionarios públicos. A ello se añade que los guardias civiles son los únicos que carecen de turnos de trabajo estables que les permitan conciliar la vida laboral y familiar, y además son los que realizan más horas anuales de trabajo.

Y por último se reclama la reclasificación al grupo B de quienes sostienen con su trabajo diario la eficacia y servicio de ambos cuerpos estatales: la escala de cabos y guardias en la Guardia Civil y la escala básica en la Policía Nacional. Actualmente no tienen reconocido su alto compromiso y sacrificio, el nivel de responsabilidad, la complejidad de las tareas policiales y la importancia de su desempeño profesional.

Por todo ello, una vez más los guardias civiles y policías saldremos a la calle para luchar por nuestros derechos, tenemos de nuestro lado la razón y la legitimidad de nuestras reivindicaciones para avanzar hacia una Guardia Civil y una Policía Nacional más justas con su personal, con unas condiciones laborales dignas y sin agravios ni discriminaciones respecto a otros cuerpos policiales y funcionarios púbicos.