Hurtado (PSOE) exige al alcalde que lleve al Tribunal de Cuentas el caso Infraestructuras

21 contratos menores por importe aproximado de 600.000 euros

Hurtado

El candidato del PSOE a la Alcaldía de Córdoba y diputado nacional por la provincia, Antonio Hurtado, ha exigido este viernes al alcalde de la capital cordobesa, José María Bellido (PP), que abra una segunda línea de investigación, paralela a la que se está desarrollando en los juzgados, y lleve el caso Infraestructuras al Tribunal de Cuentas, «para que inicie un expediente de fiscalización, en colaboración con la Cámara de Cuentas, con el objetivo de poder cuantificar el dinero robado» y recuperarlo.

En este sentido y según ha explicado Hurtado en rueda de prensa, de esta forma también se podrá «identificar a los perceptores de esos fondos municipales e iniciar el procedimiento para recuperar hasta el último céntimo de euro».

Hurtado ha aludido, en este punto, al último informe de la Intervención Municipal, que «revela irregularidades en cuatro contratos de Infraestructuras de 2020 y detecta responsabilidad contable, es decir, dinero que ha ido a particulares sin nada a cambio», así como «precios de las adjudicaciones por encima de los precios de mercado» y «certificados de obras y suministros por servicios no prestados«.

Para el candidato socialista, «es urgente y necesario» que el Pleno municipal active esta vía en el Tribunal de Cuentas, «para recuperar el dinero robado», avisando Hurtado que, en caso de no prosperar, la abanderaría él mismo como ciudadano ante la Fiscalía del Tribunal de Cuentas. Es decir, «si el señor Bellido y su gobierno impiden que se recupere el dinero robado al vetar que el Pleno inste al Tribunal de Cuentas a abrir un expediente de fiscalización de toda la contratación del Área de Infraestructuras durante esa época, lo haré yo mismo ante la Fiscalía, como ciudadano».

Hurtado ha afeado a Bellido su «falta de transparencia y diligencia, desde que estalló el escándalo por el caso Infraestructuras en el seno de su gobierno», y lo ha acusado de «haber ido a rastras primero, tras las denuncias de IU, y después tras el primer informe de Fiscalía«, que lo llevó a personarse en el caso y a concluir inicialmente que no había irregularidad en un expediente municipal de información reservada.

De hecho y mostrando un cronograma, Hurtado ha afirmado que Bellido «nunca ha sido proactivo en aclarar, remediar y exigir responsabilidades por el caso Infraestructuras, desde que en febrero de 2021 se tuviese conocimiento de irregularidades por una denuncia de IU de 21 contratos menores por importe aproximado de 600.000 euros, incluidos en el Plan de Choque 2020«.

Desde entonces, el gobierno local de PP y Cs, según ha recordado Hurtado, «esperó dos meses, hasta abril, para hacer un expediente de información reservada que no culminó en nada, sino todo lo contrario, ya que Bellido descartó en junio el cese» del entonces teniente de alcalde de Infraestructuras, David Dorado, entonces todavía en Cs, «porque no se detecta anormalidad ni anomalía». Mientras tanto, «en mayo se entregó la documentación en Fiscalía, y en noviembre se encuentran indicios de los delitos de prevaricación, falsedad y fraude, lo que dinamitó la preocupación ciudadana ante este escándalo», a finales de 2021.

El candidato socialista ha señalado que, «nuevamente a rastras, Bellido dice que se persona en el caso y abre un segundo expediente de información reservada, que tampoco ha concluido en nada», pero «se vio forzado a cesar a la coordinadora del área y a sacar a Dorado del gobierno municipal, como consecuencia de las imputaciones decretadas por el juez«.

Ya en abril del presente 2022, «la ex coordinadora del área declara ante el juez que hubo una observación, que pasa a la Junta de Gobierno Local que preside Bellido, sobre el troceamiento de contratos», a lo que sumó que, «en septiembre de este año, el informe de Intervención detectó nuevas irregularidades en cuatro contratos, donde se apreciaba responsabilidad contable, es decir, dinero que ha ido a particulares sin nada a cambio», mientras que esta misma semana, Dorado fue detenido, junto a 12 empresarios, y puesto en libertad con cargos.

Tras todo ello, Hurtado le ha pedido al gobierno municipal «que aborde la otra parte del caso, que son las responsabilidades contables, para que el Ayuntamiento de Córdoba recupere hasta el último céntimo robado», acusando Hurtado a Bellido de «temblarle el pulso», y al PP de ser «especialmente tolerante con la corrupción«, asegurando que, si dependiera de él, «un concejal envuelto en irregularidades y corruptelas me duraría un segundo».

Sobre la exigencia de dimisión del alcalde planteada por IU y Podemos por este caso, Hurtado ha reconocido que «hay un indicio preocupante, que está aún en fase de declaración de la ex coordinadora, cuando dice que lo puso en conocimiento del órgano del gobierno local, pero vamos a esperar a los autos judiciales, para ver si Bellido lo sabía, tapó las irregularidades o tuvo una actuación menos proactiva, para pedir su dimisión» también desde el PSOE.