Isabel Albás presenta un estudio sobre la corresponsabilidad familiar durante la pandemia

Según la delegada, hemos avanzado mucho aunque hay mucho margen de mejora

0
Isabel Albás durante la entrevista. FOTO: Miguel Valverde
Isabel Albás durante la entrevista. FOTO: Miguel Valverde

Esta mañana, Isabel Albás, Delegada de Desarrollo Económico, Turismo, Igualdad, Participación Ciudadana y Solidaridad, ha presentado un estudio que analiza la corresponsabilidad familizar en el reparto de las tareas domésticas en Córdoba capital en contexto de pandemia.

Según Albás, si hacemos una prospección al pasado y nos fijamos en las tareas y responsabilidades de nuestras madres y abuelas veremos que hemos avanzado mucho pero «aún tenemos mucho margen de mejora, y yo creo que ahí es donde los políticos tenemos que dirigir».

El tamaño de la muestra de este estudio ha sido de 389 personas mayores de 18, con representatividad por edad y sexo, y centrada en parejas biparentales con menores dependientes. Además, hay que destacar que la fecha de campo ha sido desde el 9 hasta el 24 de febrero de 2021 con un error muestral del 5%, «con lo cual los datos se asemejan bastante a la realidad», expresa Albás.

Con respecto al perfil sociodemográfico de la muestra en relación a la edad, sexo y estudios o situación laboral, podemos destacar que el 53,98% de los entrevistados son mujeres, mientras que el 46,02% son hombres. El 43,7% tiene entre 30 y 49 años, y el 34,7% tiene entre 50 y 69 años.

Por otra parte, el 78,41% no tiene estudios universitarios o equivalentes, y el 38,3% es trabajador por cuenta ajena o autónomo, mientras que el 26,5% es desempleado y en búsqueda activa de empleo.

Entre los que cuentan con un trabajo por cuenta ajena o autónomo, a la pregunta de que si su trabajo le permite la posibilidad de teletrabajar, aproximadamente 8 de cada 10 dice que en su situación actual de empleo no le permite dicha posibilidad. Estamos hablando de un 78,02% de todas estas personas que trabajan y sus trabajos no les permiten teletrabajar.

En cuanto a la situación laboral de la pareja de los entrevistados, el 50,9% son trabajadores por cuenta ajena o autónomos y, además, 8 de cada 10 dicen que su empleo no les permite teletrabajar. «Estamos hablando de un 84,78%, con lo cual tanto que se habla de teletrabajo, los datos luego reflejan que no es tan sencillo en una ciudad como la nuestra», expresa Albás.

En cuanto a las conclusiones más notables por grupos de estrato sociodemográfico, podemos destacar que:

  • El grupo donde dos miembros de la pareja trabajan, destacan como compartidas las tareas de limpiar la casa, compra de la alimentación y cocinar para la cena. Además, a estas actividades se le añaden el ocio con los hijos y el cuidado general de los hijos, lo que, según Albás, es un avance con respecto hace unos años. El arreglo de pequeñas reparaciones del hogar, por su parte, corresponde al hombre.
  • En el grupo de las personas sin estudios universitarios, destacan las tareas de planchar la ropa, lavar la ropa y cocinar para el almuerzo como actividades que corresponden y son responsabilidad para la mujer.
  • A nivel de computo general, tirar la basura es responsabilidad del hombre, mientras que la compra de ropa para los hijos es responsabilidad de la mujer.
  • La ayuda en las tareas escolares de los hijos es una actividad compartida, en lo que Albalás afirma que se está avanzando. Esto ocurre, sobre todo, en el grupo de personas con estudios universitarios o equivalentes.
  • En el caso de haber aprovechado el confinamiento para hacer limpieza en general u ordenar espacios del hogar, dicha responsabilidad ha recaído sobre la mujer.
  • El teletrabajo no permite observar si dicha situación ha llevado o puede conllevar en el futuro cambios suficientes en el reparto de las tareas del hogar.

Isabel ha insistido en que «lo que hay que hacer, basándonos en estos datos, es llevar a cabo políticas que puedan mejorar los datos que no son positivos», y que la manera para conseguir esto es a través de la educación».

«Es fundamental que los niños desde pequeños sean educados en igualdad y en corresponsabilidad en cuanto a las tareas del hogar. Aquí no se trata de 50/50, aquí de lo que se trata es de que seamos todos corresponsables, que nos ayudemos, y que tanto los niños como las niñas vean perfectamente normal que un hombre planche o que una mujer baje la basura», ha declarado la delegada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here