La actividad de Cajasur generó un impacto más de 4.000 millones en Andalucía en 2020, el 2,5% de su PIB

El informe revela que la entidad destinó más de 200 millones de euros al pago a proveedores, trabajadores, fundaciones y administraciones públicas

0
Antonio Repullo y Antonio Ruiz

El estudio anual sobre impacto económico que elabora Ceprede para Kutxabank, grupo al que pertenece Cajasur, ha puesto de manifiesto, una vez más, que Cajasur Banco «es uno de los principales motores de desarrollo de la economía andaluza, ya que la actividad corporativa y crediticia de Cajasur generó el pasado ejercicio un impacto de 4.076 millones de euros en Andalucía, lo que supone el 2,5 por ciento del PIB total» de la comunidad, lo que signfica un incremento del 12,1 por cineto respecto al año anterior.

Así lo ha destacado este martes el consejero delegado de Cajasur, Joseba Barrena, que ha mantenido este mismo día en el Palacio de Viana de Córdoba un encuentro con los responsables de las administraciones públicas y los empresarios cordobeses, en el que ha informado de los principales parámetros del citado informe, que muestra el destacado papel de la entidad financiera en el tejido productivo andaluz, con especial relevancia en Córdoba.

En la reunión de trabajo, a la que han asistido el presidente de la Diputación cordobesa, Antonio Ruiz; la segunda teniente de alcalde del Ayuntamiento de Córdoba, Blanca Torrent, el delegado de Gobierno andaluz en Córdoba, Antonio Repullo, y el presidente de la patronal cordobesa CECO, Antonio Díaz, se han repasado también los grandes proyectos e iniciativas de Córdoba y provincia, y se ha puesto de manifiesto la importancia de la colaboración público-privada, clave para el desarrollo económico y la vertebración social de Córdoba.

Uno de los datos más significativos que pone de relieve el examen incide en la magnitud de los gastos e inversiones directas que realizó Cajasur para reactivar la economía del territorio, «en un contexto tan complicado» como el del pasado año, así como la estabilidad de sus aportaciones fiscales «en una situación de grave deterioro económico, y con la consiguiente reducción de los ingresos tributarios».

De hecho, el informe revela que Cajasur destinó más de 200 millones de euros al pago a proveedores, trabajadores, fundaciones y administraciones públicas, propiciando el ingreso de 103 millones de euros en impuestos y cotizaciones.

Mantuvo, además, 1.773 empleos directos en Andalucía, en una red de 310 oficinas, favoreciendo su actividad corporativa y financiera el mantenimiento de 2.998 y 69.216 ocupaciones laborales, respectivamente. En total, más de 72.000 puestos de trabajo, entre directos, indirectos e inducidos.

Con todo, «en un año complejo» en el que mantuvo la mayor parte de sus oficinas abiertas y a todos sus empleados trabajando, el principal esfuerzo de Cajasur consistió en «continuar canalizando crédito a pymes, empresas e instituciones, gestionando las ayudas públicas destinadas a mantener y reactivar la productividad del tejido económico andaluz«, generando su actividad financiera 3.820 millones de euros, «el 2,3 por ciento del PIB».

Su apoyo a las administraciones andaluzas se traduce también en los más de 800 millones de euros concedidos a las mismas, prestando servicio a más de 400 clientes de instituciones y empresas públicas, y ofreciendo ofertas específicas a más de 230.000 funcionarios, con una financiación acumulada en 2020 superior a los 200 millones de euros.

IMPACTO EN EL PIB CORDOBÉS

Junto a ello, Barrena ha destacado que, «en un ejercicio como el pasado, en el que se han alterado de forma drástica las condiciones de vida de personas, empresas e instituciones de todo el mundo, Cajasur Banco ha reforzado su importante papel dentro de la economía andaluza».

De hecho, la entidad financiera se sitúa como «uno de los principales generadores de valor económico y social del territorio» en el que está implantado el banco, en especial Córdoba, donde alcanza «una cuota de mercado superior al 40 por ciento en hipotecas, nóminas domiciliadas y fondos de inversión, y de más del 50 por ciento en pensiones y previsión individual».

En concreto, «la actividad corporativa y financiera de Cajasur generó en la economía cordobesa un impacto de 1.501 millones de euros, un 23,3 por ciento más respecto al año anterior, y equivalente al 11,8 por ciento del PIB cordobés».

Es más, en el caso de Córdoba, Cajasur «es una de las principales empresas en términos de empleo, y el alcance de la actividad de Cajasur contribuyó al mantenimiento de más de 26.000 puestos de trabajo», entre directos, indirectos e inducidos, a lo que se suma la importancia de Cajasur como motor de crecimiento de Córdoba, por la presencia de la entidad financiera en más del 95 por ciento de los municipios cordobeses, siendo con diferencia la de mayor presencia en la provincia.

«OPTIMISTAS» EN 2021

Por otro lado, Barrena ha explicado que el balance de 2020 ha estado «marcado» por la pandemia, con «una caída en los beneficios» de la banca de «entre el 40 y el 50 por ciento», que en Cajasur fue «del 39 por ciento», fundamentalmente debido al obligado «incremento en las provisiones» de fondos, para cubrir los riesgos derivados de la crisis económica, «principalmente en el mundo empresarial», pero ahora en la entidad financiera con sede en Córdoba son «optimistas» de cara a los resultados de este año.

De hecho, a 30 de junio del presente 2021, Cajasur registra «un crecimiento ligero respecto al año anterior«, dibujándose «un futuro razonablemente esperanzador», ya que «las cifras de morosidad, respecto a las existentes a 31 de diciembre de 2020, han bajado de forma sustancial», hasta el punto de que en Cajasur, a 30 de junio de este año, está «por debajo del tres por ciento», es decir «un punto y medio por debajo del sector financiero español», y eso mientras sigue creando empleo, dada su expansión en Andalucía, más allá de su entorno natural de Córdoba y Jaén, con contrataciones en Málaga, Sevilla y Cádiz.

GRUPO KUTXABANK

En 2020, el Grupo Kutxabank generó en el conjunto de España unos recursos totales de 1.355 millones de euros, lo que equivale al 0,1% del PIB. Además, contribuyó a la recaudación fiscal de 581 millones de euros en forma de contribuciones impuestos y tasas.

Agregados los datos correspondientes a su actividad crediticia, el análisis cifra en 21.916 millones de euros -equivalente al 1,8 por ciento del PIB español- y en más de 347.000 puestos de trabajo el alcance del impacto de la actividad de Kutxabank y sus fundaciones en la economía nacional. Además, un total de 8.767 empresas prestan servicio en España a la entidad financiera, que realizaron un gasto de 385 millones de euros en pagos a proveedores.

COMPROMISO SOCIAL Y MEDIOAMBIENTAL

El Grupo Kutxabank, con 170 años de historia de compromiso con la sociedad, tiene a su vez un fuerte componente social, medioambiental y de gobernanza, en la que es pionero. Así, ha sido la primera entidad financiera en medir la huella de carbono (2007), en emitir un bono social (2015) y en firmar un acuerdo a largo plazo de energía 100 por 100 renovable. En su compromiso con el medioambiente, compensa de forma positiva sus emisiones de C0 con más de mil hectáreas de bosque gestionado.

Por otra parte, el banco revierte parte de sus beneficios a la sociedad a través de sus fundaciones, que mantienen un presupuesto anual superior a los cinco millones de euros, que han sido más de 50 millones en los últimos diez años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here