La Asociación Andaluza de Barrios Ignorados pide a la sociedad «que no normalice las injusticias» que sufren

Córdoba ha celebrado este pasado fin de semana sus VIII Jornadas Andaluzas

Asociación Andaluza de Barrios Ignorados

La Asociación Andaluza de Barrios Ignorados, que ha celebrado en Córdoba este pasado fin de semana sus VIII Jornadas Andaluzas para analizar «los retos de las políticas públicas en los barrios más vulnerables» de Andalucía, ha hecho un llamamiento «a toda la sociedad para que no normalice las injusticias» y «la dura realidad que padecen cerca de un millón de personas» en barriadas de las principales ciudades y pueblos de Andalucía, donde sufren pobreza y «una sistemática vulneración de derechos humanos», que las lleva a la «exclusión social».

En este sentido y en una nota, la asociación ha señalado que «entender lo que ocurre en estos territorios es complejo y por eso no cesamos en nuestro empeño de seguir profundizando en conocer las principales causas que provocan esta realidad de pobreza, desigualdad y exclusión social».

De hecho, según han recordado desde Barrios Ignorados, «han pasado más de 30 años desde que la Junta de Andalucía puso en marcha el plan de barriadas preferentes, atendiendo a ocho barriadas. En la actualidad la propia Administración tiene reconocidas 99, incluidas las ocho iniciales. Estos planes no están funcionando. Nuestra sociedad puede, y tiene que ser más equitativa y llevar dignidad a todos sus vecinos y vecinas».

Por eso, con el fin de seguir buscando nuevos métodos y maneras de intervenir en estos barrios, desde la Asociación Andaluza de Barrios Ignorados se convocó al movimiento vecinal y social, junto a profesionales de servicios sociales, educadores e investigadores de las principales universidades andaluzas, para que, «tras un ejercicio de valoración de las principales políticas públicas de inclusión, aporten soluciones a los principales problemas que llevan asociados la exclusión social».

CONCLUSIONES

Este trabajo se ha venido realizando desde mayo de 2021 y se ha presentado en las VIII Jornadas Andaluzas de Barrios Ignorados, celebradas en Córdoba, y la primera conclusión a la que han llegado es «poner de manifiesto la novedad e importancia de unir en una misma mesa de reflexión y diagnóstico las visiones complementarias del movimiento vecinal/social, de los profesionales y del mundo académico, puesto que ha supuesto una ampliación del conocimiento parcial de cada grupo».

Así, a través de entrevistas personales y discusión de grupos focales, «se han ido identificando los principales obstáculos que están presentes en la propia manera de actuar de la Administración, lo que unido al miedo real por determinadas prácticas ilegales que se permiten en nuestros barrios, nos lleva a situaciones por todos conocidos: alto índices de desempleo y precariedad laboral, absentismo y fracaso escolar, un gran número de personas con enfermedades mentales, incremento de los problemas de convivencia, dificultad de acceso al ingreso mínimo vital, etcétera».

Una segunda conclusión a la que se ha llegado es que «se evidencia la falta de rigor de la Administración en la ejecución del dinero invertido en nuestros barrios. No se evalúan correctamente estas actuaciones y, programa tras programa, se cae en las mismas dinámicas que estamos viendo que llevan más de 30 años fracasando».

Una tercera conclusión ha sido «reforzar el convencimiento de que la educación es la palanca de cambio que se necesita en nuestros barrios. En estas jornadas volvemos a dar impulso a un plan educativo, para no ser excluidos, que hemos llamado precisamente ‘Proyecto Palanca’, que ha sido una primera etapa para ir ordenando y priorizando las líneas de trabajo por donde continuar e ir resolviendo las tensiones existentes en los diversos modos de actuar de la Administración», porque «hay soluciones y es deber de todos exigir a al Estado, Junta de Andalucía y ayuntamientos que las pongan en marcha».