La primavera tiene nombre, se llama Calleja de las Flores. La revista AD ha escogido esta callejuela de Córdoba como una de las más bonitas del mundo. En su listado de 46 calles y avenidas más espectaculares otorga un puesto a la Calleja de las Flores por «sus numerosas flores y sus paredes blancas«.

Además, esta «encantadora» calle, como la define AD, es muy típica de la zona. Se sitúa dentro de la Judería en casco histórico y a tan solo unos pasos de la Mezquita-Catedral. Un lugar sin duda en el que hacer una parada para disfrutar de los olores de Córdoba, ya sea en primavera o invierno, pues siempre hay flores típicas de cada estación. Razón por la que es uno de los puntos más instagrameables de la ciudad en la que todo visitante y cordobés aprovecha para tomar una fotografía inédita.

Sin duda, la Calleja de las Flores se ha convertido en un icono de Córdoba, una postal típica que desemboca en una pequeña plazuela para tomar un respiro y relajarse con el rumor de su fuente central. Así que, si aún no conoces esta pintoresca calleja, no dudes en visitarla pronto. Como declara el poeta Bernd Dietz en su poema Calleja de las Flores:

«Al fondo no hay salida. Bien está.

De día y con turistas no es tan neto

como tras caer la noche

el fraseo del agua, …»

Bernd Dietz en ‘Calleja de las Flores’
Javier Sánchez
Reportaje gráfico: RAM