La capital activa el plan de seguridad por Navidad con mayor presencia de ciudadanos tras la pandemia

El edil ha apuntado que "se pretende asegurar que las fiestas de Navidad transcurran con una perfecta convivencia entre todos los cordobeses y los visitantes"

Policía Local

El delegado de Seguridad del Ayuntamiento de Córdoba, Miguel Ángel Torrico, y la subdelegada del Gobierno en la provincia, Rafaela Valenzuela, han informado este lunes de la activación del plan de seguridad de la capital por las fiestas de Navidad hasta el día 6 de enero, destacando la mayor presencia de ciudadanos tras el inicio de la pandemia del Covid-19 a principio de 2020.

Ambos representantes institucionales han resaltado la coordinación de todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la Policía Local y el Cuerpo Nacional de Policía adscrito a la Junta de Andalucía, entre otros efectivos.

En declaraciones a los periodistas, el edil ha apuntado que «se pretende asegurar que las fiestas de Navidad transcurran con una perfecta convivencia entre todos los cordobeses y los visitantes», con el fin de «compaginar el derecho al ocio, al descanso y que todo se haga en condiciones de tranquilidad, seguridad y con una fuerte presencia policial».

Tras recordar que «se sigue manteniendo la alerta antiterrorista», el concejal ha indicado que «se van a centrar en las zonas donde hay mayor afluencia de personas, como el centro y los centros comerciales abiertos, especialmente en horario de compras», al tiempo que la subdelegada ha dicho que «preocupan mucho también los barrios, que no quedarán olvidados», de ahí que «se va a intentar que el plan llegue a todos los rincones de la ciudad».

Igualmente, se desarrollarán controles de alcoholemia y de drogas, con unos 30 puntos dentro de la capital, y controles de velocidad, así como de la venta de artículos pirotécnicos y de las formas de consumo, que esperan que sea «responsable».

Al hilo, Valenzuela ha defendido la seguridad ante estas fiestas de Navidad, «que este año la gente ha cogido con muchas ganas, porque es la primera normal que se puede disfrutar desde la pandemia», por lo que «se ven las calles llenas de gente que sale a comprar, a disfrutar, a ver el espectáculo de luz y sonido de la calle Cruz Conde y gente que viene también de la provincia», ha añadido.

Ante ello, ha llamado a «la responsabilidad individual», de manera que «lo importante es que todos sepamos marcar unos límites entre el disfrute y lo que es causar molestias y daño al resto de los ciudadanos», como «acto vandálicos».

Entretanto, la subdelegada ha valorado sobre la delincuencia que «Cordoba es una ciudad segura y tranquila que va a disfrutar de estas fiestas con una normalidad muy aceptable».