La Consejería de Agricultura desbloquea y abona en solo tres años ayudas a 3.725 jóvenes agricultores por un importe de 105 M€

El proceso de formación y las ayudas recibidas permitirán un avance en competitividad y sostenibilidad del modelo agrario andaluz

Agricultor conduciendo un tractor
Foto: Insitu Diario

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha desbloqueado y abonado ayudas a jóvenes por un importe total de 105 millones de euros entre 2019 y 2021, lo que ha permitido la incorporación de 3.725 jóvenes andaluces al sector agrario, garantizando el relevo generacional y contribuyendo a la fijación de población al territorio.

El actual Gobierno andaluz terminó de tramitar en 2019 la convocatoria heredada en 2018 sin resolver, con un presupuesto de solo 30 millones de euros, que optó por ampliarla a 82,5 millones para así pasar de atender 500 a 1.282 solicitudes.
En paralelo, la consejería que dirige Carmen Crespo ha desbloqueado y abonado ayudas a jóvenes agricultores que estaban pendientes aún de las convocatorias de 2015 y 2016. Además, dando cumplimiento al Reglamento comunitario sobre la necesidad de dotar con presupuesto específico aquellas provincias con especiales características, ha convocado dos líneas específicas para la Inversión Territorial Integrada ITI de las provincias de Cádiz y de Jaén.

En el caso de la provincia gaditana, se han resuelto dos convocatorias que han permitido la incorporación de 218 jóvenes con un presupuesto de 6 y 7 millones de euros, respectivamente. En el caso de la provincia jiennense se acaba de publicar la resolución provisional por un importe de 7 millones de euros y 116 beneficiarios.

Nueva convocatoria de 80M€

Precisamente hoy, el BOJA ha publicado una nueva convocatoria dotada con 80 millones de euros para fomentar el relevo generacional en el sector agrícola y ganadero de Andalucía. Estas ayudas se podrán solicitar desde mañana, 20 de enero, hasta el lunes 21 de marzo. En las bases de la misma, se incrementa significativamente la cuantía de la ayuda máxima, que pasa de 70.000 euros a 90.000 euros por beneficiario.

Una convocatoria que, según destacó la propia consejera Carmen Crespo tras su aprobación por el Consejo de Gobierno, cuenta con una línea exclusiva para favorecer la incorporación de la mujer a la actividad agraria, pues contempla un 20% del presupuesto para la convocatoria específica de mujer (15,9 millones de euros). Además, contribuye a la titularidad compartida al contemplar ventajas para esta figura.

Igualmente, Crespo puso el acento en que esta convocatoria recoge un adelanto del 25% de la ayuda al llegar la resolución, una medida que implantó el Gobierno que preside Juanma Moreno “y que ayuda a los jóvenes al impulso de su plan empresarial para llevar a cabo el proyecto”.

Asimismo, la consejería fija como objetivo que los agricultores y ganaderos jóvenes cuente con mayor formación. De ahí que durante el proceso de instalación recibirán formación adecuada al plan empresarial que presenten. El proceso de formación y las ayudas recibidas permitirán un avance en competitividad y sostenibilidad del modelo agrario andaluz.

La convocatoria se realiza en régimen de concurrencia competitiva y está dirigida a menores de 41 años que vayan a instalarse por primera vez, ya sea como titular exclusivo o no, en una explotación agraria mediante la implantación de un plan empresarial viable técnica y económicamente.