La Diputación aprueba su Programa de Ayuda a Domicilio para este año

El programa cuenta con un presupuesto inicial de más de 44 millones de euros

0
Francisco Ángel Sánchez, presidente de IPBS

El Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS), dependiente de la Diputación de Córdoba, ha aprobado el Programa Provincial de Ayuda a Domicilio para el año 2021, con el que de la mano de los ayuntamientos y los Servicios Sociales Comunitarios da respuesta a las necesidades de las personas en situación de dependencia de los municipios con menos de 20.000 habitantes.

Según ha explicado el presidente del IPBS, Francisco Ángel Sánchez, “el programa cuenta con un presupuesto inicial de 44.883.862,75 euros y contempla ya la actualización del precio/hora hasta los 14,6 euros, una medida que fue prometida por la Junta aunque todavía no se ha hecho efectiva”.

Para el ejercicio de 2021, el programa mantiene sus diferentes modalidades de prestación para dar una respuesta acorde a las necesidades de la población dependiente. En concreto, contempla la Ayuda a Domicilio de Dependencia para personas que tienen reconocida la situación de dependencia por parte de la Junta de Andalucía.

Asimismo, el IPBS mantiene una segunda modalidad dirigida a las personas a las que les haya sido prescrito este servicio por parte de los Servicios Sociales Comunitarios pero no tengan reconocida la situación de dependencia o no les correspondan prestaciones. Con respecto a esta última prestación, Sánchez ha explicado que “está en extinción dado que va desapareciendo conforme las personas acceden al Sistema de Dependencia”.

Además, el programa contempla una modalidad de Ayuda a Domicilio de Urgencia para situaciones sobrevenidas que supongan la pérdida de capacidad funcional y, por tanto, una merma en la autonomía de las personas usuarias en el desarrollo de actividades básicas de la vida diaria. Se trata, según el presidente del IPBS, de “una prestación que ha demostrado ser muy útil y que ayuda mucho a las familias ante posibles contratiempos, de ahí que sea muy demandada”.

Por su parte, y para seguir dando respuesta a la situación generada por la pandemia del covid-19, el programa recoge dos modalidades de Ayuda a Domicilio específicas que ya se pusieron en marcha en 2020. Sánchez ha recordado que “éstas resultaron muy útiles para evitar situaciones de vulnerabilidad relacionadas con el confinamiento por cuarentena”.

La primera de estas modalidades amparará las situaciones de necesidad más graves provocadas por la adopción de medidas extraordinarias contra el covid-19, como el confinamiento por contagio o cuarentena de personas con escaso o nulo apoyo familiar y social o de personas usuarias de las Unidades de Estancia Diurna y otros recursos residenciales que se vieran obligados a cerrar.

La segunda modalidad contempla el apoyo a hogares en situación de aislamiento para la realización de actividades básicas que no conlleven contacto personal o entrada a domicilios, como la adquisición y transporte de medicinas o productos de higiene y alimentación, o la retirada de residuos domésticos.

ACTUALIZACIÓN DEL PRECIO/HORA

El presidente del IPBS ha señalado que la financiación del Programa de Ayuda a Domicilio aprobado para 2021 “ya recoge la actualización del precio/hora planteada por el Gobierno andaluz, que ha anunciado que lo fijará en los 14,6 euros/hora”. En
este sentido, Sánchez ha solicitado que “se haga efectiva la subida anunciada mediante la correspondiente Orden, ya que hasta el momento solo tenemos el compromiso verbal de la Consejería de Políticas Sociales, pero no se ha materializado en una actualización real del precio/hora”.

Sánchez ha señalado al respecto que “hasta que esto no suceda, seguirá fijada en los actuales 13 euros/hora ya que la financiación del IPBS para este servicio no puede superar el límite establecido por la comunidad autónoma”. “Desde el IPBS consideramos que el esfuerzo tendría que ser mayor para alcanzar los 16 euros/hora y así dignificar a las trabajadoras”, ha subrayado.

El presidente del Instituto Provincial ha afirmado que “la subida del precio/hora es una medida de justicia que contribuye a mejorar las condiciones laborales de sus empleadas, que realizan una labor esencial por las personas mayores y dependientes y que han estado en primera línea de batalla durante los peores momentos de la pandemia”. Además, ha continuado Sánchez, “se trata de un colectivo muy feminizado y un sector que da mucho trabajo en nuestros pueblos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.