La Diputación entrega a Villaharta el mobiliario de la Casa del Peregrino

Ha consistido en la entrega de varias señales renovadas y ubicadas en el término municipal

Villaharta

La Diputación de Córdoba ha hecho entrega al Ayuntamiento de Villaharta del mobiliario y equipamiento de la Casa del Peregrino, ubicada en el número 3 de la Calle Pósito, con una inversión de casi 9.000 euros, actividad subvencionada por el proyecto europeo ‘Caminos Jacobeos del Oeste Peninsular’, incluido en el marco del programa Interreg Poctep 2014-20.

La aportación de la institución provincial, además del suministro del mobiliario para la vivienda compuesta de tres dormitorios, dos baños, cocina y salón, ha consistido en la entrega de varias señales renovadas y ubicadas en el término municipal de Villaharta.

Concretamente, se han entregado al alcalde de la localidad, Alfonso Expósito, dos placas, dos vieiras y un poste, una cerámica, un panel informativo y una señal identificativa del peregrino. Asimismo, se han cedido unos 1.000 salvamanteles ilustrados con el trazado del Camino Mozárabe y destinados a los bares y restaurantes del municipio como herramienta para impulsar la dinamización del trazado.

En relación a la señalética, la Diputación ha llevado a cabo un estudio para identificar incidencias en los 297 kilómetros del trazado. Según el mismo, el trazado actual cuenta con un total de 1.178 señales identificativas ubicadas en las diferentes etapas, de las que 195 son completamente nuevas, por lo que el delegado de Programas Europeos de la institución provincial, Víctor Montoro, «se ha procedido a la instalación o renovación de las mismas para la mejor identificación del trazado a su paso por la provincia cordobesa».

«Esta mejora posibilitará que los peregrinos puedan desarrollar el trazado sin complicaciones, ya que hemos identificado por geolocalización cada punto para mejorar su conservación», ha indicado el delegado de Programas Europeos.

Asimismo, el diputado provincial ha abundado que del total, «1.178 se encuentran en los trazados rurales, 144 se materializarán por medio de diversos soportes como placas cerámicas, 58; cinco mosaicos cerámicos; 29 chapas con postes; 16 cerámicas como punto de información; 31 granitos; cinco señales informativas, hierros, chapas y vinilos; 12 vinilos informativos; 32 vieiras; y 16 señales identificativas para los peregrinos».

Respecto a este material, el también vicepresidente quinto de la Diputación ha especificado que «son predominantes los azulejos, acompañados con las señales a la entrada de los pueblos, que son de hierro con vinilo explicativo. Traducido al lenguaje de signos».

Montoro ha resaltado el compromiso de la Diputación de Córdoba «por mejorar la imagen del trazado en los cascos urbanos de los municipios por los que transcurre, así como la relación entre la capital y la provincia como elemento emisor de peregrinos; mitigar los tramos más conflictivos; y analizar la demanda de productos y servicios vinculados al Camino».

Para la elaboración del informe de necesidades –en el que se ha contado con la colaboración de la Asociación Amigos del Camino de Santiago de Córdoba y el GDR Sierra Morena–, se ha seleccionado el recorrido inicial de manera georreferenciada, se ha transitado por los trazados elaborando una ficha en la que se incluye la descripción del itinerario, un resumen del estado de la etapa, fotografías de la señalética y de las incidencias.

El proyecto cuenta con un presupuesto de 2,4 millones de euros, cofinanciados por los fondos Feder, que se reparten entre la Diputación de Córdoba, Badajoz, Cáceres, Sevilla, Huelva, Cádiz, Pontevedra, Orense y Zamora, además de la Dirección General de Bibliotecas, Museos y Patrimonio Cultural de la Junta de Extremadura; y entre los socios portugueses que corresponden a las entidades de Turismo de Centro, Turismo de Alentejo y el municipio de Barcelos. En este sentido, la institución provincial cordobesa cuenta con un presupuesto de 197.754,46 euros para desarrollarlo hasta el 2022.