La Junta destinó 90,8 millones en 2021 para apoyar al tejido productivo cordobés frente al Covid

En Córdoba han obtenido esta ayuda 2.437 autónomos y 2.554 empresas

Antonio Repullo y Ángel Herrador

El delegado del Gobierno andaluz en Córdoba, Antonio Repullo, ha destacado este lunes que la Junta de Andalucía destinó, durante el pasado año 2021, un total de 90,8 millones de euros para apoyar al tejido productivo cordobés frente a las adversidades provocadas por la pandemia de Covid-19.

En rueda de prensa, junto al delegado de Empleo, Trabajo Autónomo, Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades de la Junta en Córdoba, Ángel Herrador, el delegado del Ejecutivo andaluz en la provincia ha hecho balance de las diferentes medidas llevadas a cabo por la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo en 2021 para apoyar a empresas, autónomos y trabajadores.

Así, según ha señalado, los 90,8 millones destinados en Córdoba se han centrado en tres líneas de ayudas: las dirigidas al mantenimiento del empleo, las ayudas sociolaborales de 210 euros y las ayudas a la solvencia empresarial.

«Hemos estado del lado de los autónomos y las empresas cuando más lo han necesitado –ha asegurado–, desde el minuto uno en que se declaró el Estado de Alarma. Desde el inicio de la pandemia se han puesto en marcha una amplia batería de medidas en tiempo récord, como récord han sido también las tramitaciones de las diferentes líneas gracias a la simplificación de trámites y la automatización de procesos para resolver y pagar las ayudas cuanto antes y cuando más se necesitan».

En concreto, Empleo gestionó en 2021 casi 47.000 ayudas directas, «ejecutadas en un plazo medio de tres meses, sin papeleos y con una tramitación sencilla y automatizada«, según ha destacado Repullo, quien ha señalado que, «gracias al sistema implantado para agilizar la Administración, estas ayudas ya han llegado al bolsillo de las empresas, autónomos y trabajadores cordobeses. Una situación y una agilidad impensable en legislaturas anteriores».

«De nada hubiera servido que alguien con dificultades para pagar a sus proveedores, para afrontar un alquiler o para cumplir con el abono de sus impuestos, en definitiva para subsistir, se viera obligado a tachar meses y meses en un calendario a la espera de unas ayudas cuya tramitación se eternizase. No habría sido justo y, sobre todo, esas ayudas no habrían cumplido la función para la que fueron concebidas, que no era otra que actuar de forma urgente ante una crisis descomunal», ha subrayado el delegado del Gobierno andaluz.

Según ha precisado Repullo, «más de 17 robots trabajan 24 horas al día en la gestión de los expedientes administrativos, marcando un auténtico hito al ser la primera Administración autonómica en desplegar un volumen de robots tan significativo. Aplicar la automatización de procesos supone tramitar 2.500 expedientes al día, y reducir el coste de tramitación en un millón de euros, liberando en torno a 65.000 horas de trabajo de los empleados públicos para que se dedicasen a otras tareas de mayor valor añadido».

Repullo ha recordado las «dificultades que ha supuesto gestionar las ayudas para la solvencia empresarial del Gobierno de España. A las limitaciones de acceso de los potenciales beneficiarios, la complejidad en su diseño y la enorme dificultad para aplicarla en la práctica, con hasta 40 requisitos para poder acceder a la subvención, hay que sumar la imposibilidad de elevar la cuantía de la subvención, como sí se permitió en las Islas Canarias y Baleares».

BENEFICIARIOS EN CÓRDOBA

El delegado de Empleo por su parte ha sido el encargado de desgranar las diferentes ayudas que se han puesto en marcha durante el año pasado, «dirigidas todas ellas a mejorar la situación que la pandemia estaba produciendo en empresas, autónomos y trabajadores«, empezando por las ayudas de mantenimiento del empleo, cuyo objetivo era «colaborar en mantener los proyectos empresariales y la renta del mayor número de personas, y evitar que los ERTE, se convirtieran en ERE y en posibles despidos».

Así, se subvencionaban 2.020 euros por empleo, con un máximo de 30.300 euros por empresa. En Córdoba han obtenido esta ayuda 2.437 autónomos y 2.554 empresas, «lo que supone casi 5.000 beneficiarios (4.991) y un importe de ayuda total en la provincia de 22,7 millones de euros», según ha concretado el delegado.

Herrador ha continuado con la ayuda sociolaboral de 210 euros destinada a trabajadores afectados por ERTE y fijos discontinuos para compensar su pérdida de rentas, de la que ha dicho que su tramitación en sí supuso una novedad y, «por primera vez, ha sido la Administración la que se ha encargado de oficio de comprobar, con la ayuda del SEPE, qué se cumplían los requisitos exigidos, lo que sin duda implica un nuevo sistema de gestión en el que resulta fundamental la coordinación y colaboración con otras administraciones públicas».

Esta medida ha beneficiado a 35.986 cordobeses, con un presupuesto de 7,5 millones de euros. La Consejería de Empleo ha pagado de oficio mediante una transferencia bancaria a la persona que cumplía los requisitos«.

La última de las ayudas expuestas por el responsable territorial han sido las dirigidas a la solvencia empresarial, dirigidas a apoyar la solvencia y reducción del endeudamiento de empresas y autónomos generada durante la pandemia y «que el Gobierno andaluz activaba en tiempo record, con subvenciones que oscilaban entre los 3.000 y los 200.000 euros, en función de la caída de facturación y el número de trabajadores de la empresa que lo solicita».

Herrador ha incidido en que se ha logrado un periodo medio de resolución de 30 días y el tiempo medio de ingreso en la cuenta del beneficiario haya sido de siete días desde la firma de la resolución favorable. El esfuerzo, según ha afirmado Herrador, «ha merecido la pena, con casi 6.000 empresas beneficiadas, con 60,5 millones de euros, con lo que ello supone en términos de contribución al crecimiento económico y al sostén del empleo en la provincia».

HOSTELERÍA Y RESTAURACIÓN

Por sectores, los que más protagonismo han tenido en esta ayuda en la provincia son hostelería y restauración, con más de 900 resoluciones favorables y una ayuda a este sector superior a los once millones, un 18 por ciento del total. Le sigue por número de resoluciones favorables, que no por cuantía, el transporte por taxi, con 560; transporte de mercancía por carretera, con 436, y producción agrícola combinada, con la producción ganadera con 408.

Si nos centramos en la cuantía media de las ayudas, situada en los 10.000 euros por beneficiario, el sector del aceite de oliva dispara esta cifra, con 106.000 euros de media percibidos por las 68 resoluciones favorables en este ámbito, o los más de 44.000 euros de media en el sector de hoteles y alojamientos, más los casi 37.000 del comercio al por mayor de bebidas, y los 29.000 en agencias de viajes, como los principales.

Para terminar el delegado de Empleo ha querido traducir en cifras el apoyo claro de la Junta a empresas y autónomos, realizando una comparativa de la inversión gestionada en 2020 donde la provincia recibía 12 millones de euros para más de 13.500 autónomos.

Herrador ha precisado que «en este 2021 hemos aumentado en un 650 por ciento la cuantía que ha llegado a empresas y autónomos de la provincia. Incluso si a la cifra total de los 90,8 millones, les restamos las ayudas estatales, los 60,5 millones, nos sigue quedando una cifra que triplica la de 2020, con lo que esto supone de esfuerzo presupuestario de la Junta de Andalucía demostrando el trabajo que está realizando el Gobierno andaluz para estar a la altura del esfuerzo de nuestras empresas y autónomos poniendo todos los recursos a nuestro alcance para apoyarlos en estos momentos».