La Junta fomenta la prevención de riesgos laborales en el sector agrícola

Es conocido que la muerte o las lesiones graves son debidas principalmente a la ausencia de estructura de protección

sector agrícola

La delegación de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, a través de su Centro de Prevención de Riesgos Laborales, ha desarrollado esta semana tres jornadas de sensibilización dirigidas al sector agrícola sobre el manejo de tractores bajo el lema ‘La  vida sin vuelcos’. Estas actuaciones se enmarcan en la campaña puesta en marcha, bajo este mismo nombre, por el Ministerio de Trabajo y Economía Social y tienen como objetivo fundamental fomentar el uso seguro del tractor y el aumento del número de tractores provistos de estructura de protección y cinturón de seguridad.

La delegada de Empleo, Carmen Martínez, ha informado que dos de las jornadas se han desarrollado en colaboración con el IFAPA, “celebrándose en Cabra y en la capital. Y la tercera, dentro las actividades incluidas en la Feria Agroganadera y Agroalimentaria del Valle de Los Pedroches, a través de Confevap”. Martínez ha explicado que se trata de concienciar respecto al riesgo de vuelco, mediante la información y la formación dirigidas a técnicos y usuarios en relación a aspectos como, factores de riesgo, gravedad de las lesiones, medidas preventivas y de protección, conducción segura del tractor, y procedimiento legal y criterios técnicos para la instalación de estructuras de protección y cinturón de seguridad en tractores en servicio”. 

Según el Observatorio Estatal de Condiciones de Trabajo, el principal agente material asociado al accidente en jornada laboral en la actividad agraria y ganadera es el tractor, estando muchos de ellos asociados al vuelco del mismo. Es conocido que la muerte o las lesiones graves son debidas principalmente a la ausencia de estructura de protección. Por ello, la instalación de la estructura de protección y cinturón de seguridad es condición necesaria para que los vuelcos de tractor no sigan provocando la muerte del tractorista. 

La responsable territorial ha incidido en que la siniestralidad laboral en el sector agrícola es, según datos de la Organización Internacional del Trabajo, “una de las tres actividades más peligrosas que afecta por igual a los países desarrollados como a los que están en pleno crecimiento”, y ha lamentado la última muerte producida precisamente en la localidad de Cabra esta semana, donde un trabajado perdía la vida. Por todo ello ha insistido en la necesidad de jornadas como estas “para concienciar en la necesidad de tomar todas las medidas de seguridad posibles a la hora de trabajar con maquinaria agrícola”.

Según el Ministerio de Trabajo y Economía Social cada semana fallece una persona por vuelco de un tractor sin ROPS (estructura de protección en caso de vuelco). De las muertes originadas por el vuelco, el 99% podrían evitarse utilizando vehículos con sistema antivuelco y llevando el cinturón de seguridad abrochado.

Las situaciones habituales por las que pueden producirse vuelcos son: trabajos en pendientes, irregularidad del terreno, llevar equipos acoplados al tractor, giros mal efectuados, bloqueos de las ruedas traseras, puntos de enganche elevados o aceleraciones bruscas. Para evitar estas circunstancias se aconseja mejorar la estabilidad del tractor (ancho de vía máximo, contrapesos y lastres); realizar un mantenimiento adecuado (frenos, dirección, transmisión, embrague,…); cumplir las inspecciones periódicas reglamentarias; prestar atención a las situaciones peligrosas y seguir las normas de conducción segura; evitar el exceso de confianza, la fatiga y las prisas ; y actuar sobre el terreno (eliminar piedras y tocones, rellena hoyos y baches,…). “A todo esto hay que sumar la necesidad de contar con tractores con sistemas antivuelcos y usar el cinturón de seguridad”, ha añadido la delegada.