Una inversión de casi 20.000 euros en marquesinas con iluminación solar en El Carpio y Algallarín

Además, las marquesinas facilitan el acceso al transporte público de las personas con discapacidad

El Carpio y Algallarín

La Junta de Andalucía ha invertido 18.383,96 euros en la instalación de nuevas marquesinas de autobuses públicos, con iluminación solar, en el municipio de El Carpio (Córdoba) y e la Entidad Local Autónoma (ELA) de Algallarín, dependiente del municipio de Adamuz (Córdoba).

Así lo ha informado la delegada de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda de la Junta de Andalucía en Córdoba, Cristina Casanueva, durante una visita a El Carpio, donde ha explicado que se trata de dos actuaciones en paradas que atienden servicios de las líneas de transporte público interurbano de uso general.

En concreto, la marquesina de El Carpio se ubica en la calle Eccehomo y ha contado con un presupuesto de 8.420,94 euros, mientras que la de Algallarín se sitúa en la plaza de la Constitución y ha tenido un coste de 9.963,02 euros.

Según ha explicado la delegada, esta actuación forma parte de la renovación del parque de marquesinas de las líneas de transporte público regular en autobús de 25 municipios de la provincia. Las actuaciones se han basado en la mejora de las infraestructuras en aquellos lugares en los que resulta necesario, así como la sustitución de aquellas que, por su deterioro, no pueden ser objeto de actuaciones de conservación o reparación.

Como ha señalado la delegada, «entre las principales novedades que presentan las nuevas marquesinas destacan la luminaria sostenible led, alimentada por placas solares, para hacer la espera más segura al usuario, así como la tipología de acero estructural inoxidable empleada, que permite menores costes de mantenimiento y un ciclo de vida más largo».

MODERNIZACIÓN DE INFRAESTRUCTURAS 

La delegada de Fomento ha destacado el trabajo de la Junta de Andalucía en «la modernización las infraestructuras del transporte público en los municipios de la provincia después de décadas sin inversión«.

De esta forma, «se consigue fomentar la movilidad sostenible y el uso del transporte público colectivo, especialmente en zonas rurales, donde cobra mayor interés, por su papel vertebrador del territorio». Además, las marquesinas facilitan el acceso al transporte público de las personas con discapacidad, para lo que se han realizado las obras necesarias para cumplir las normas vigentes, mediante la adecuación del entorno a itinerarios accesibles.

En definitiva y según ha subrayado Casanueva, actuaciones de este tipo muestran el «esfuerzo del Gobierno de Juanma Moreno por luchar contra la despoblación mediante la inversión en las zonas rurales y la mejora de las infraestructuras, para contar con los mejores servicios públicos también en los pequeños municipios«.