La Junta refuerza con ocho nuevos técnicos el programa de Andalucía Orienta en la provincia

Esto viene a reforzar a las 21 unidades de orientación cordobesas que iniciaron su andadura el 16 de marzo

Empleo

El Servicio Andaluz de Empleo (SAE), adscrito a la Consejería de Empleo, Empresas y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía, ha dictado una resolución complementaria para los programas de orientación profesional y acompañamiento a la inserción laboral de la Red Andalucía Orienta, lo que ha permitido sumar, a este servicio en la provincia de Córdoba, nueve profesionales, ocho técnicos y un administrativo.

Esto viene a reforzar a las 21 unidades de orientación cordobesas que iniciaron su andadura el 16 de marzo, y donde se prestarán servicios de asesoramiento y acompañamiento intensivo en el proceso de búsqueda de empleo, a través de itinerarios personalizados de inserción, hasta el próximo año.

En una nota, la delegada de Empleo, Carmen Martínez, ha explicado que gracias a este refuerzo son 23 las unidades que desarrollan este programa en la provincia, «dos más, sumando 351.000 euros a los casi tres millones que destinó la Junta al inicio de la convocatoria, lo que supone 3,3 millones de euros para respaldar la puesta en marcha de este programa durante 14 meses a través de entidades colaboradoras –instituciones sin ánimo de lucro, corporaciones locales, asociaciones y otras entidades de derecho público–«.

La responsable territorial ha incidido en que este servicio va a llevar a cabo «más de 80.000 horas de atención directa a personas desempleadas por un total de 79 profesionales, 68 técnicos de orientación y once administrativos de apoyo».

Según ha explicado Martínez, de estas, 23 unidades, 12 son de ámbito exclusivamente provincial, y el resto –once– son multiprovinciales, es decir, prestan atención a desempleados de Córdoba y también de otras provincias. «Entre las propias de Córdoba están las mancomunidades de la Subbética, Guadiato, Pedroches, Alto Guadalquivir y Campiña Este; los ayuntamientos de Puente Genil y Palma del Río y las asociaciones Albasur, Personas Sordas de Córdoba o Fepamic», ha matizado.

En este sentido, la delegada ha destacado «el esfuerzo que hace la Consejería de Empleo por garantizar la atención a los demandantes de empleo de todo el territorio, especialmente a colectivos que encuentran importantes barreras para acceder al mercado laboral, como son las personas con discapacidad y las personas en riesgo de exclusión social».

Para ello, ha añadido, «se ha mejorado la gestión modificando el reparto de técnicos, duplicando los que se dedican a atender a estos colectivos lo que supondrá una atención más extensa y especializada con la colaboración de entidades que trabajan habitualmente con ellos».

De este modo, ha detallado que en el actual marco del programa Andalucía Orienta, la mitad del personal técnico contratado por las entidades colaboradoras de Córdoba ofrecerá atención a personas con discapacidad física, orgánica y psíquica y personas en riesgo de exclusión social, con 22 y 16 técnicos, respectivamente.

Además, seis entidades ofrecen servicios de acompañamiento a la inserción a demandantes de empleo que estén realizando un Itinerario Personalizado de Inserción y que necesiten apoyo o tutorización en la fase previa de acceso al trabajo y durante los seis primeros meses de su incorporación al puesto. Al respecto, 13 técnicos se encargarán de este cometido.

A las entidades provinciales antes mencionadas, hay que sumar a la red cordobesa, Fundación Don Bosco, Faisem, Acción Laboral, CIC-Batá, la asociación de parados de mayores de 40 años y las dos últimas en incorporarse, Federación Aspace Andalucía y Asociación Inserta innovación.

Los servicios de orientación laboral de la provincia se completan con el personal propio de orientación laboral del Servicio Andaluz de Empleo (SAE), 66 efectivos que atienden a las personas demandantes de empleo en las 28 oficinas SAE.

ITINERARIOS PERSONALIZADOS DE INSERCIÓN

En las unidades de orientación se prestan servicios de asesoramiento y acompañamiento intensivo en el proceso de búsqueda de empleo, a través de itinerarios personalizados de inserción (IPI). El modelo garantiza la atención y el seguimiento individualizado de las personas participantes, así como la derivación a otras políticas de empleo para facilitar la adquisición de competencias profesionales.

A través del Itinerario, se accede de manera preferente a todos los recursos y programas de la Agencia SAE. De este modo, la persona que se encuentra realizando un IPI, tendrá preferencia sobre otras personas usuarias para participar en dichos programas por ser el IPI el mecanismo preferente de acceso para ello.

Los IPI se inician siempre mediante una acción personalizada e individual de diagnóstico o evaluación socioprofesional, desarrollada por personal técnico de una oficina del Servicio Andaluz de Empleo o de una Unidad de Orientación de la red Andalucía Orienta.

Para participar en un Itinerario Personalizado de Inserción, debes inscribirte previamente como persona demandante de empleo desempleada, en el Servicio Andaluz de Empleo y solicitar la atención de un profesional de la orientación.