La Junta refuerza la atención al alumnado con necesidades especiales en 52 centros

Tiene como objetivo principal mejorar los índices de éxito escolar y garantizar la permanencia del alumnado

Inmaculada Troncoso

La delegada de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía en Córdoba, Inmaculada Troncoso, ha destacado este miércoles, durante su visita al CEIP Miralbaida, en la capital cordobesa, que «52 centros de la provincia han visto reforzadas sus plantillas con la incorporación de 29 maestros de pedagogía terapéutica y de audición y lenguaje«, para atender al alumnado con necesidades educativas especiales.

Así, según ha explicado Troncoso durante dicha visita, «estos maestros se incorporan este curso y en los dos siguientes al PROA+ ‘Transfórmate’, destinado a los centros públicos que se encuentran en las zonas de la Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social (Eracis), que tengan un porcentaje mínimo del 30 por ciento de alumnado vulnerable o tengan planes de compensación educativa».

Se trata de un programa plurianual, «que pondrá el foco en el cambio de la cultura pedagógica para garantizar el éxito escolar de todo el alumnado». Tiene como objetivo principal mejorar los índices de éxito escolar y garantizar la permanencia del alumnado en aquellos centros públicos de segundo ciclo de Infantil, Primaria, Secundaria Obligatoria, Formación Profesional Básica y enseñanzas postobligatorias de Bachillerato o ciclos formativos de Grado Medio en los que se concentren un porcentaje elevado de jóvenes en situación de vulnerabilidad socioeducativa. Los centros recibirán para ello recursos adicionales, adaptados a la situación y a la dotación presupuestaria establecida.

El Programa se asienta, entre otros, en los principios pedagógicos de la equidad, la inclusión, la detección temprana de las dificultades, la especial atención al desarrollo del ámbito socio-afectivo del alumnado y el uso del conocimiento acumulado para la mejora continua del proceso de enseñanza-aprendizaje.

En estos principios se fundamentan sus cinco líneas estratégicas: asegurar las condiciones mínimas de educabilidad del alumnado, apoyar al alumnado con dificultades de aprendizaje, desarrollar actitudes positivas en el centro docente, mejorar el proceso de enseñanza y aprendizaje en aquellos aspectos relacionados con las competencias clave y aplicar nuevas formas de organización y gestión del centro docente orientadas a mejorar el éxito educativo de todo el alumnado.

Por otro lado, se entiende por alumnado vulnerable aquel que presente necesidades asistenciales, escolares, socioeducativas, necesidades educativas especiales, altas capacidades, dificultades específicas de aprendizaje, incorporación tardía al Sistema Educativo o dificultades para el aprendizaje por necesidades no cubiertas. En palabras de la delegada, «aquellas barreras que condicionan, potencial o efectivamente, las posibilidades de éxito educativo del alumnado».

A través de este programa, en este curso y en los dos siguientes, el sistema educativo de la provincia contará también con 29 docentes más en pedagogía terapéutica (23) y de audición y lenguaje (seis), que atenderán al alumnado de los 52 centros educativos que se acogen al programa.

De este modo, según ha subrayado Troncoso, «se responde al compromiso del Gobierno andaluz con las organizaciones sindicales de destinar todos los fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) que lo permitan a reforzar las plantillas. La financiación de las actuaciones previstas para el desarrollo del programa tendrá una dotación presupuestaria del Ministerio de Educación y Formación Profesional para el curso 2021/22 de 24,3 millones de euros».

CEIP MIRALBAIDA

En este contexto, la delegada ha resaltado «el esfuerzo diario» de los 23 docentes que forman parte del CEIP Miralbaida, que «luchan, a pie de aula, con las herramientas que se les facilitan para que su alumnado tenga las mismas posibilidades que otros grupos de acceder a los máximos niveles de bienestar social. Se trata, sin duda, de un claustro entregado que se forma de manera continua y que trabaja con ilusión para alcanzar el objetivo de una auténtica transformación social».

El CEIP Miralbaida, según ha señalado Troncoso, «es conocido por ser un colegio abierto a la comunidad, un espacio educativo en el que confluye la participación de todos los agentes de la comunidad con el objetivo de conseguir una educación de éxito para todos los niños y jóvenes».

Por su parte, la directora del CEIP Miralbaida, Ana González, ha valorado de forma muy positiva los recursos personales y económicos que está ofreciendo la Consejería de Educación. En este caso, se trata de un maestro de pedagogía terapéutica a tiempo completo, a lo que hay que añadir las 15 horas de refuerzo de uno de los orientadores del Programa Unidades de Acompañamiento y la dotación económica recibida desde hace ya tres cursos escolares a través de programas como Impulsa.

En palabras de Ana González, «estas medidas inciden en la atención individualizada y personalizada que pretendemos ofrecer al alumnado de nuestro centro, desarrollando estrategias educativas que se adapten a las necesidades propias de cada niño, y ofreciendo un clima afectivo directo y cercano que propicia que nuestro alumnado comparta sus inquietudes, miedos y situaciones cotidianas».

ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD

Inmaculada Troncoso ha recordado que el sistema educativo de la provincia cuenta con 105 profesionales más (46 no docentes y 59 docentes), a los que hay que sumar los 15 orientadores que han reforzado los centros seleccionados para las unidades de Acompañamiento Personal y Familiar, los 38 orientadores del PROA+ del curso pasado y los 29 maestros de pedagogía terapéutica y de audición y lenguaje recientemente incorporados con el Proa+ ‘Transfórmate’.

En total, según ha detallado la delegada, «estamos hablando de un incremento de 187 profesionales más, desde el curso 2018/19, dedicados al alumnado más vulnerable. Estos datos demuestran que nunca en Andalucía se ha invertido más en la atención a la diversidad que ahora para que ningún niño se quede atrás».

Igualmente, Troncoso ha aludido a otros programas e iniciativas puestas en marcha por Educación para mejorar la atención del alumnado que se encuentra en situación de mayor vulnerabilidad, como Impulsa o las unidades de Acompañamiento y Orientación Personal y Familiar, entre otros. «Estas medidas –ha explicado– conforman la estrategia integral de refuerzo pedagógico que la Consejería ha establecido para apoyar a estos escolares».