La Policía Nacional detiene en Córdoba a cuatro personas por las presuntas comisiones de delitos contra el patrimonio en tres investigaciones distintas

El varón acusado presuntamente de la autoría, sustrajo de un establecimiento hostelero un loro Yaco valorado en unos 1.500 euros

Policía Nacional
Policía Nacional

Agentes de la Policía Nacional han procedido en el transcurso del último mes a la detención de cuatro personas como presuntos autores de delitos contra el patrimonio.

A principios del presente mes de julio, agentes de la Comisaría Provincial de Córdoba culminaron una investigación iniciada a mediados del pasado mes de junio, con la detención de un varón acusado presuntamente de la autoría del hurto de un loro Yaco valorado en unos 1500 Euros, sustraído de la mesa exterior de un establecimiento hostelero ubicado en la zona de Arroyo del Moro de la capital cordobesa, el cual fue recuperando y entregado a su propietaria.

Se decretó su ingreso en prisión

Ese mismo día, agentes adscritos a esta Comisaría Provincial de Policía Nacional, logran detener a otro varón como presunto autor de un delito de robo con violencia e intimidación, el cual había sido identificado en el transcurso de una investigación iniciada a finales del pasado mes de junio, tras tener conocimiento los policías de una tentativa de robo con violencia ocasionada a un viandante en la zona centro de esta ciudad, al cual el acusado, intentó sustraerle su teléfono móvil, empleando para su cometido gran violencia e incluso llegó a amenazarlo de muerte con al parecer, un arma de fuego de empuñaba entre sus ropas, si bien ante la llegada de un testigo emprendió su huida por las calles aledañas, causando lesiones en ambas muñecas a su víctima. Tras pasar a disposición de la autoridad judicial competente, se decretó su ingreso inmediato en prisión.

Las siguientes detenciones se efectuaron a medidos del presente mes, cuando los investigadores identificaron a dos mujeres, presuntas responsables del hurto de productos en un establecimiento de alimentación de la zona de Poniente, las cuales fueron descubiertas por trabajadores tras franquear la línea de caja con un carro de bebé conteniendo en su interior los productos sustraídos, los cuales estaban valorados en unos 331 euros, si bien al verse detectadas con una actitud violenta insultaron, amenazaron y agredieron a un empleado el cual tuvo que ser asistido en un centro médico por las lesiones causadas.