La Unidad Canina ha realizado 45 inspecciones en el medio natural en 2022

Las inspecciones se efectúan todos los meses con el objetivo de hacer frente al uso ilegal de cebos envenenados que pueden llegar a ser muy peligrosos para la salud pública

La Unidad Canina ha realizado 45 inspecciones en el medio natural en 2022
La Unidad Canina ha realizado 45 inspecciones en el medio natural en 2022

El delegado territorial de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul en Córdoba, Juan Ramón Pérez, agentes de Medio Ambiente de la provincia, agentes del SEPRONA y miembros del equipo especializado de la Estrategia Andaluza contra el Veneno (EAV) han asistido a una actuación de entrenamiento de la Unidad Canina Especializada (UCE) en la detección de cebos y cadáveres envenenados, que se ha desarrollado durante la mañana de hoy en el monte público de Los Villares.

La actuación de entrenamiento y coordinación entre los distintos implicados en el trabajo de la Unidad Canina se enmarca dentro de las inspecciones preventivas que realiza en la provincia la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul. “Las inspecciones se efectúan todos los meses con el objetivo de hacer frente al uso ilegal de cebos envenenados que tan devastadores efectos ocasiona en la fauna silvestre y que pueden llegar a ser muy peligrosos para la salud pública”, ha explicado el delegado.

La unidad canina ha realizado durante este año 2022 un total de 45 inspecciones en el medio natural de la provincia de Córdoba. De las 45 inspecciones realizadas, 36 fueron de carácter preventivo y disuasorio y 9 de emergencia ambiental. Todas las muestras detectadas por los perros son enviadas al Centro de Análisis y Diagnóstico (CAD), laboratorio dependiente de la Consejería, donde se realizan los análisis toxicológicos y correspondientes necropsias.

Este trabajo de inspecciones caninas, unido a otras medidas desarrolladas en el marco de la Estrategia, ha destacado el delegado, “ha supuesto que tanto el número de casos de envenenamiento de fauna como la mortalidad de especies amenazadas haya disminuido notablemente en la provincia de Córdoba”.

“Gracias a la EAV se ha logrado reducir el uso de venenos en Andalucía un 70% aproximadamente, lo que hace de él uno de los programas de conservación de la biodiversidad con mayor éxito de cuantos se desarrollan por toda la geografía nacional y europea”, ha detallado el delegado.

Estrategia Andaluza contra el Veneno

La Estrategia Andaluza contra el Veneno es un proyecto que desarrolla la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul desde 2004. Ejecuta 61 medidas diferentes, de las que destaca la Unidad Canina Especializada en la detección de cebos y cadáveres envenenados.

En abril del año 2020 se incorporó a la EAV una segunda unidad canina, duplicando de esa forma los esfuerzos en la búsqueda de venenos. La Junta de Andalucía cuenta desde entonces con dos unidades caninas especializadas, cada una de ellas integradas por 4 perros de varias razas, lo que permite desarrollar un elevado número de inspecciones a lo largo de cada año, en toda la provincia de Córdoba y la geografía andaluza. Las unidades están disponibles los trescientos sesenta y cinco días del año, actuando prácticamente de inmediato y en cualquier momento si se recibe un aviso.

Iniciativa pionera mundial, la Unidad Canina Especializada ha marcado un antes y un después en la lucha contra el veneno, contribuyendo no solo a su función inicial, la detección del veneno, sino además, y tal vez como la mejor de sus habilidades, a la creación de un importante efecto disuasorio, preventivo y de concienciación social, consiguiéndose reducir significativamente, de esta manera, la presencia de venenos en nuestro medio natural.

El compromiso de la sociedad andaluza en general, y de los colectivos más afectados por el uso de veneno en particular, es fundamental para atajar este problema. De hecho, resulta interesante resaltar el aumento de avisos de casos de venenos que se ponen en conocimiento de la EAV por parte de estos colectivos.