Guillermo Parrilla Sevilla, un estudiante de primer curso del Grado de Cine de la Universidad de Córdoba, estrenó el 27 de enero, Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto, el cortometraje Lo que quedó de Tarnów. La película cuenta la historia de un matrimonio francés que, en busca de una vida tranquila, decide mudarse a la localidad polaca de Tarnów, donde se encuentran con el estallido de la segunda guerra mundial.

Guillermo Parrilla
Guillermo Parrilla

La obra ha contado con la colaboración de Peter Lantos, un superviviente del Holocausto. Lo que quedó de Tarnów ha sido realizado con materiales preexistentes procedentes de las plataformas online de la British Pathé y del Museo de la Historia del Holocausto – Yad Vashem. Guillermo Parrilla cuenta que estuvo «muchas horas» explorando en la «enorme cantidad de materiales» del Museo Yad Vashem, institución con la que el realizador Steven Spielberg firmó un acuerdo después de dirigir La lista de Schindler, con objeto de recopilar imágenes del Holocausto y ponerlas a disposición del público.

La idea del cortometraje surgió durante el confinamiento vivido en 2020 por causa de la covid-19, cuando Guillermo decide trabajar en un corto de manera experimental. «El corto lo había escrito en 2018. No tenía pensado rodarlo porque habría sido muy complicado llevarlo a cabo, por lo que decidí hacerlo con materiales de archivo», afirma.

Español, inglés e italiano

El autor considera que haber trabajado con imágenes documentales «le aporta más realismo», aunque prefiere no encasillar el corto como ficción o documental. Guillermo ha realizado versiones del corto en tres idiomas -español, inglés e italiano- para las que ha contado con los actores José Antonio Murcia (España), Christopher Sherwood (Reino Unido) y Giulio Ferrara (Italia).

«Una desgarradora historia de amor y sacrificio a la sombra del Holocausto»

A través de Sherwood, el director pudo conocer a Peter Lantos, un superviviente del campo de concentración de Bergen-Belsen, quien ayudó a añadir más realismo al proyecto y aportó la frase que aparece en el cartel del cortometraje: «una desgarradora historia de amor y sacrificio a la sombra del Holocausto«.

 El autor ha mostrado interés por la memoria histórica en anteriores trabajos, como en el cortometraje Aurora, que cuenta con más de 5.000 visitas en YouTube. «El tema de la memoria tiene impacto social y he comprobado cómo personas de los dos bandos de la guerra se ponían de acuerdo en los comentarios y en las proyecciones que hemos hecho. Ahora gente de fuera de España está valorando este nuevo corto», explica Guillermo Parrilla.

Lo que quedó de Tarnów ha obtenido tres nominaciones en el London Lift-OFF Film Festival. Guillermo, natural de Santisteban del Puerto (Jaén), estudió fotografía en la Escuela de Arte José Nogué de Jaén antes de comenzar sus estudios en el Grado de Cine de la UCO. Ahora tiene previsto enviar el corto para participar en la X edición de Suroscopia y empezar a rodar otro trabajo cuando pasen las medidas restrictivas derivadas de la pandemia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.