Los problemas del patinete eléctrico: en carretera y en salud

La bicicleta supone una alternativa más ecológica, sana y segura, aunque menos popular

0

J. Peña

En pleno 2020 es innegable que los patinetes eléctricos se han convertido en algo casi tan normal como ir con mascarilla por la calle, lo cual no significa que sea algo aceptado por todo el mundo. Los patinetes se han convertido en sustitutos de coches y motocicletas por su facilidad para estacionar, su precio y sus prestaciones.

Teniendo eso en cuenta, cuesta ignorar que este nuevo medio de transporte es peligroso por naturaleza, ya que no está regulado como el resto de los vehículos a motor. Según el Departamento de Transporte de Reino Unido, hay cuatro puntos que hacen a estos patinetes un peligro para la seguridad vial.

Para empezar, la ausencia de casco u otro tipo de protección. Mientras los conductores de motos y bicicletas están obligados a llevar un casco protector en la cabeza, los dueños de estos patinetes no están obligados por ningún tipo de ley.

Asimismo, no existe ninguna titulación requerida para poder conducirlos, pese a poder alcanzar los 20km/h con un modelo normal, pudiéndose modificar para alcanzar velocidades de hasta 100km/h, algo extremadamente peligroso, no solo para el dueño del patinete, sino también para el resto de los conductores y peatones.

Además, la posición que se toma mientras se conduce conlleva más riesgos. Por ejemplo, en caso de accidente, el conductor saldría disparado con mayor fuerza y rapidez que un ciclista, debido a que la persona está de pie en todo momento. Esto implica unos porcentajes de riesgo ocho veces mayores que un ciclista, asegura la Autoridad de Transporte Danesa.

En último lugar, la ausencia de espejos o luces indicadoras, lo que pone en peligro a todo conductor al no haber forma de hacer señas o avisar de su presencia en plena noche, por ejemplo.

Por todo esto y mucho más, desde Insitu Diario queremos proponer una alternativa que, pese a no ser tan moderna como estos vehículos eléctricos, aportan mayor seguridad y dotan de mejor salud a quienes las conducen. Estamos hablando de la casi olvidada bicicleta.

«Hay demasiados argumentos a favor», nos comenta Nerea Ortega, doctora en psicología. «Recomendamos hacer deporte a nuestros pacientes prácticamente a diario. Personas que sufran de problemas de ansiedad, trastornos alimentarios, estrés o depresión pueden sobrellevar mejor sus problemas practicando deporte, ya que genera endorfinas, que se encargan de nuestra felicidad y bienestar. Un patinete no puede aportar eso».

Saliendo de una época de cuarentena donde algunas personas no han hecho ejercicio y otras no se atreven aún a acudir al gimnasio por el riesgo de contagio, el uso del patinete eléctrico agrava aún más ese problema. «Se fomenta el sedentarismo y la atrofia muscular. Estamos sumidos en un síndrome de la cabaña», destaca Nerea. En contraparte, el uso de la bicicleta puede ser un aliciente para una salud plena, no solo mental, sino también física.

Da igual forma, un estudio de la Universidad de Carolina del Norte asegura que, si bien los patinetes pueden ser más ecológicos que otros vehículos a motor, contaminan de una forma que no imaginábamos. Jeremiah Johnson, coautor de la investigación, explica que «su impacto ambiental proviene en su mayor parte del uso de otros vehículos para recoger y distribuir los patinetes y las emisiones que producen«.

En respuesta a esto, Paco Segura, coordinador de Ecologistas en Acción, subraya que «el resultado es que en ciudades como Madrid tienes cada noche una flota de furgonetas circulando y compitiendo entre sí».

En resumen, las ventajas de los patinetes eléctricos como sustitutivo de otros vehículos a motor son innegables, al igual que lo son sus inconvenientes. Por ello, para acabar, hemos elaborado una comparación de los puntos fuertes entre patinetes y bicicletas para aquellos que aún no estén completamente convencidos. Quizás merezca la pena pensar que el transporte del futuro no va a motor, sino a pedales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.