La emocionante historia de Jorge Reina, el pequeño pianista pontanés con trastorno del espectro autista

Con tan sólo 7 años este pequeño ha encontrado en la música una forma de comunicación y relación con su entorno, y tiene su propio canal de Youtube

0

Rocío Górriz

La vida sorprendió al joven matrimonio pontanés formado por Jorge Reina y Beatriz Aguilar. Cuando su hijo mayor, Jorge, acababa de cumplir tres años fue diagnosticado de TEA (Trastorno del Espectro Autista). «En la guardería ya nos dijeron que le echaran un vistazo. Él cantaba, era súper cariñoso, pero no mostraba la intención comunicativa que le correspondía. El pediatra nos derivó al especialista correspondiente para que lo evaluara», explica Beatriz.

Cuatro años de ejercicios, lecturas y visitas a especialistas después, sus padres han creado un canal en Youtube y su correspondiente perfil en Instagram «para que todo el mundo lo conozca y se pueda relacionar con él. Y para que la gente vea que con esfuerzo y trabajo se pueden conseguir progresos. También queremos incluir vídeos en que mostremos formas de trabajar con Jorge que puedan ayudar a otras familias en nuestras mismas circunstancias», asegura la pareja.

No obstante, el camino no ha sido fácil hasta llegar aquí: «Recibir la noticia fue un jarro de agua fría. Yo acababa de dar a luz a mi hija pequeña… pero en ningún momento nos planteamos meternos en un rincón a llorar. Nos pusimos a documentarnos, a ir a reuniones, en suma, a estudiar cómo podíamos ayudarlo», añade Beatriz. A día de hoy su padre asegura: «Nuestra único deseo es que llegue a ser una persona autónoma e independiente. Y por eso estamos luchando. Nosotros lo hemos dejado todo por él. Desde bien pequeño el niño no tenía una tarde libre. Lo llevamos a logopeda, pedagogo, psicóloga, y fisioterapeuta».

En su afán porque avanzara intentaron que se integrara «en deportes de equipo pero no dio resultado porque no seguía las reglas ni indicaciones del entrenador», tal y como apunta Beatriz.

Jorge Reina y su madre, Beatriz
Jorge Reina y su madre, Beatriz Foto: B.A.

Compañeros de juegos y de vida

Aún así son muchas las satisfacciones y alegrías que este pequeño forofo de la NBA y de los telediarios sigue dando a sus padres: «La música siempre le ha gustado. Ahora acude a clase de música pero cuando aún no iba fue su padre se dedicó con un teclado antiguo a sacarle las canciones de los Cantajuegos y a partir de ahí el niño las replicaba. Con cuatro años se llevó un Casio viejo a la clase y conquistó a sus compañeros. Definitivamente el piano ha sido un canal de comunicación con los niños del colegio y con todos nosotros. Además, se ha convertido en un método de autocontrol para paliar la hiperactividad. Con el piano se centra y se relaja mucho», cuenta orgullosa su madre.

Aunque sin duda, «uno de los momentos más emocionantes fue su primera actuación durante una función de Navidad, en que tocó la melodía de los villancicos y puso el público en pie», reconoce.

Jorge y Beatriz Reina
Jorge y Beatriz Reina Foto: B.A

Durante todo este tiempo de luces y sombras, Jorge y Beatriz destacan que la ayuda y el apoyo de sus respectivas familias «ha sido fundamental». Pero nada hubiera sido lo mismo sin la llegada de la pequeña Beatriz, la benjamina de la familia, de quien su madre dice: «Ella es la que más me ayuda y le está viniendo de lujo al progreso de su hermano. Con sólo tres años, le hace las mismas preguntas y ejercicios que ve que yo le hago a Jorge». Y es que los pequeños son mucho más que dos hermanos al uso: «Se quieren con locura. Tienen una relación muy especial», subraya.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.