Más de 1.550 cordobeses ya han solicitado la Tarjeta Joven de Transporte de Andalucía

Antonio Repullo ha resaltado el éxito de esta iniciativa puesta en marcha por el Ejecutivo andaluz

Tarjeta para transporte

Un total de 1.551 jóvenes cordobeses ya han solicitado la Tarjeta Joven de Transporte desde que la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía la puso en marcha el pasado 1 de enero, según ha destacado el delegado del Gobierno andaluz en Córdoba, Antonio Repullo.

En este sentido y en rueda de prensa, el delegado ha resaltado el éxito de esta iniciativa puesta en marcha por el Ejecutivo andaluz y ha valorado que la tarjeta «va a contribuir a que los jóvenes andaluces usen más el transporte público y ayuden con ello a conseguir una movilidad más sostenible, a quitar coches de nuestras vías y a reducir la contaminación».

Repullo, que ha estado acompañado por la delegada de Fomento de la Junta en Córdoba, Cristina Casanueva, ha hecho entrega de las primeras Tarjeta Joven a sus beneficiarios en la sede del Consorcio de Transportes Metropolitano de Córdoba, indicando que «esta nueva tarjeta ofrece una bonificación de un mínimo del 50 por ciento sobre el billete sencillo del Consorcio de Transporte y podría llegar hasta el 100 por 100 en el caso de los jóvenes de familia numerosa de categoría especial».

El delegado del Gobierno andaluz ha recordado que este sistema de pago se puede usar en todos los medios de transporte a los que dan cobertura los consorcios de transporte de las áreas metropolitanas de Andalucía: autobuses metropolitanos y urbanos, los metros de Sevilla, Málaga y Granada, el catamarán de la Bahía de Cádiz y los tranvías conforme se vayan poniendo en marcha.

«Esta iniciativa –ha precisado– pretende recuperar el volumen de viajeros perdidos a consecuencia de la pandemia del coronavirus y fomentar el uso del transporte público en este segmento poblacional, beneficiando a jóvenes y dando prioridad a un transporte público sostenible medioambientalmente».

Una vez tramitada la solicitud, la tarjeta tiene que ser enviada al usuario, notificada o entrega antes de estar operativa. La gran mayoría de los solicitantes, 1.478, ha elegido la opción de recibir en su domicilio la Tarjeta Joven de Transporte (95,3 por ciento) frente a los 73 que ha optado por la recogida en la sede del Consorcio de Transporte Metropolitano, según ha explicado Cristina Casanueva.

«El sistema utilizado es la bonificación en recarga, lo que favorece a su vez el uso del transporte público, ya que se dispone, con cada bonificación, de mayor saldo para su consumo en transporte público. También está garantizada la interoperabilidad, de forma que la Tarjeta Joven de un consorcio se puede utilizar en el resto de los consorcios«, según ha informado Casanueva. La solicitud de dicha tarjeta puede realizarse ‘on line’ o también de forma presencial en las oficinas de los consorcios de transporte.

En ambos casos, tanto en solicitudes presenciales, como ‘on line’, se avisará a los interesados por correo electrónico o vía SMS cuando esté lista la tarjeta. Una vez el usuario tenga la tarjeta, deberá dirigirse a cualquier punto de venta del Consorcio para activarla y recargarla con el saldo que desee (se descontará 1,5 euros como gastos de gestión).

El Consorcio de Transportes de Córdoba tiene un total de 16 ayuntamientos adscritos que son: Almodóvar del Río, La Carlota, El Carpio, Córdoba, Espejo, Fernán Núñez, Guadalcázar, Montemayor, Obejo, Pedro Abad, Posadas, San Sebastián de los Ballesteros, La Victoria, Villafranca de Córdoba, Villaharta y Villaviciosa de Córdoba. Y además, mantiene un convenio de preferencia con los municipios de Castro del Río, La Guijarrosa, Montoro, Villa del Río y Baena.

240.000 JÓVENES CORDOBESES

Alrededor de 240.000 jóvenes cordobeses menores de 30 años pueden beneficiarse desde el 1 de enero del presente 2022 de la Tarjeta Joven de Transporte que ha puesto en funcionamiento la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía.
Apuesta por la movilidad sostenible, cuyo pilar básico es el transporte público, en el marco de la Revolución Verde, y es una de las medidas para fomentar la utilización del transporte público regular de viajeros.

Sirve a dos objetivos: la bonificación para un colectivo que suele utilizar habitualmente el transporte público, y favorecer con ello además, su empleabilidad, y también conseguir un incremento de la participación del transporte público en el reparto modal tan sumamente afectado durante la pandemia.

El reparto modal es un componente importante para el desarrollo de sistemas de transporte sostenible en una ciudad o región. En los últimos años, muchas ciudades han establecido objetivos de reparto modal para aumentar el uso de modos equilibrados y sostenibles de transporte: por ejemplo, es habitual perseguir un 30 por ciento de modos no motorizados (caminar, bicicleta) y un 30 por ciento de transporte público.

Estas metas reflejan la intención de reducir en lo posible los modos motorizados privados (coche o motocicleta privados, por ejemplo),por considerar que introducen externalidades negativas a la población (tráfico, accidentalidad, uso de espacio público, contaminación, accidentes, etcétera).

La Tarjeta Joven de Transporte ofrece una bonificación de un mínimo del 50 por ciento sobre el billete sencillo del Consorcio de Transporte y podría llegar hasta el cien por cien en el caso de los jóvenes de familia numerosa de categoría especial.

La aplicación de los descuentos, que son acumulables, se lleva a cabo de la siguiente manera: un 30 por ciento por Tarjeta de Transporte (se aplica a los usuarios de todas las edades, al pasar la tarjeta por la máquina), un 20 por ciento por categoría joven, y otro 20 por ciento por Familia Numerosa General y un 50 por ciento por Familia Numerosa Especial.

El sistema de aplicación de los descuentos Joven y Familia Numerosa es la bonificación en recarga, es decir, al importe abonado a la tarjeta se le sumará el porcentaje correspondiente a la categoría del usuario, ya sea joven o familia numerosa. El recargo mínimo de la tarjeta es de cinco euros y para activarla se cobrará 1,5 euros en gastos de gestión.

Se puede usar en todos los medios de transporte a los que dan cobertura los consorcios de transporte de las áreas metropolitanas de Andalucía: autobuses metropolitanos y urbanos, y en el caso de Córdoba capital en los autobuses de Aucorsa, además de en el resto municipios con transporte urbano que tienen convenio con el Consorcio.

CONSORCIO DE CÓRDOBA

El Consorcio de Transportes de Córdoba tiene un total de 16 ayuntamientos adscritos, que son: Almodóvar del Río, La Carlota, El Carpio, Córdoba, Espejo, Fernán Núñez, Guadalcázar, Montemayor, Obejo, Pedro Abad, Posadas, San Sebastián de los Ballesteros, La Victoria, Villafranca de Córdoba, Villaharta y Villaviciosa de Córdoba. Y además, mantiene un convenio de preferencia con los municipios de Castro del Río, La Guijarrosa, Montoro, Villa del Río y Baena.

Se puede solicitar ‘on line’ o de manera presencial en los consorcios de transporte, se trata de una tarjeta personalizada con su fotografía e identificación. En el conjunto de Andalucía se han procesado en enero 44.496 solicitudes, siendo los consorcios de Sevilla, Granada, Málaga, Bahía de Cádiz y Córdoba donde más tarjetas se están emitiendo. Se han superado ya las 50.000 solicitudes.

Durante los primeros 31 días del año, en el Consorcio de Córdoba se han realizado 1.551 solicitudes ‘on line’, de las cuales el 95,3 por ciento han elegido la opción de remisión a su domicilio frente a la recogida en la estación de autobuses. En el ámbito metropolitano de Córdoba corresponden al diez por ciento de las solicitudes recibidas.