Inicio Actualidad Más de 3.800 personas participan en el XVIII Salón del Libro Infantil...

Más de 3.800 personas participan en el XVIII Salón del Libro Infantil y Juvenil

Este año las actividades del salón han trascendido el espacio de la Biblioteca Central

Libro

Más de 3.800 personas han asistido al XVIII Salón del Libro Infantil y Juvenil de Córdoba en la Biblioteca Central con el propósito específico de participar en las actividades de un programa que incluía juegos tradicionales, teatro, narración oral, talleres, selecciones bibliográficas y encuentros con autor.

Según destacan desde el Ayuntamiento, tras dos años en los que no ha sido posible su organización, el Salón del Libro Infantil y Juvenil ha sido acogido «con ganas» por los niños, centros escolares y familias.

En torno a un millar de escolares han aprovechado las actividades ofrecidas a los centros escolares y que contaban, entre otras propuestas, con encuentros con autores reconocidos con premios tan prestigiosos como es el Lazarillo, en el caso de Margarita del Mazo, o el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil, como es Rafael Salmerón.

El salón supone cada año el punto culminante de la programación municipal dirigida al fomento de la lectura para niños y jóvenes, favoreciendo el encuentro de los tres vértices del triángulo de la animación lectora: familia, escuela y biblioteca.

Al margen de las actividades destinadas a centros docentes, las propuestas mejor acogidas por las familias han sido las de juegos tradicionales y de ingenio y las diversas representaciones teatrales, que en varias ocasiones han abarrotado la sala de mayores dimensiones de la Biblioteca Central.

Por primera vez, este año las actividades del salón han trascendido el espacio de la Biblioteca Central y se han extendido a otras bibliotecas de la Red Municipal como Alcolea, Villarrubia o Arrabal del Sur.

Tanto la delegada de Cultura, Marián Aguilar (PP), como el delegado de Educación e Infancia, Manuel Torrejimeno (Cs), han valorado que el Salón del Libro supone cada año «el punto culminante de los programas municipales de animación a la lectura, en los que la población infantil y las familias constituyen objetivo preferente».

Asimismo, han subrayado «la determinación del gobierno municipal para mantener y fortalecer estas iniciativas, que son al tiempo festivas, culturales y formativas».

Aunque el Salón se clausura en la tarde de este viernes, dos de sus exposiciones van a permanecer abiertas hasta la reanudación del curso escolar tras las vacaciones navideñas: ‘De fábula’, exposición de títeres sobre personajes de fábula de Fernando Linares Cantos, y ‘Dibujar para contarlo: procesos e ilustraciones en los libros de Nono Granero’, que muestra el proceso de creación de un libro desde su idea inicial hasta su llegada a la librería.

Salir de la versión móvil