Nodo Corduba denuncia el estado del casco historico cordobés

Según Manuel Ortega, presidente de la Asociación Vecinal de San Lorenzo, el abandono y la degradación no es solo de los BIC, sino de su entorno también

0
Casco histórico. Foto Miguel Valverde.
Casco histórico. Foto Miguel Valverde.

Ayer, Nodo Corduba, compuesto por las asociaciones vecinales de San Lorenzo, La Medina, cuya presidenta es Lourdes Martínez, y La palabra y que forma parte de la RED SetNet de Ciudades del Sur, denunció la situación en la que se encuentra el casco histórico de nuestra ciudad, además de los Bienes de Interés Cultural y su entorno.

Desperfectos en la corredera

«Lo que estamos observando y verificando es el abandono y la degradación no solamente de los BIC, sino del entorno de estos. Se ha denunciado la situación de la corredera, de la muralla, del río que salió ardiendo, en definitiva, se demuestra que este gobierno municipal, a pesar de tener una Concejalía de Casco Histórico, ni lo considera», cuenta Manuel.

El presidente de dicha asociación vecinal explica que esta situación se agrava con la noticia de la devolución de más de un millón y medio de euros del plan turístico, «que era precisamente para esto, con lo cual entendemos que ya llega el momento de los ceses en este equipo de gobierno», expresa Ortega.

Ortega afirma que, según la normativa de la Gerencia Municipal de Urbanismo la preservación de estos BIC es obligada, por lo que debe de acometerse con un plan de trabajo garantizado. «De esta forma, utilizamos la situación de degradación que ahora mismo existe para darle un vuelco, generando empleo en la ciudad», declara el presidente.

Por otra parte, Manuel declara que han estado en contacto con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y «nos ha confirmado por escrito que no existe ningún convenio con el ayuntamiento para intervenir en el río».

Según Ortega, que el ayuntamiento se siente con dicha confederación, firme un convenio e intervenga el río es una exigencia, no solamente para la recuperación paisajística y ecológica del río, sino también para el drenado de la cantidad de limo que está colmatando el río.

«Un ejemplo, que SADECO haya liberado 300.000 euros no va a resolver nada y que, además, se planten en la ribera pinos está fuera de lugar», aclara.

Deterioro de la vegetación del río Guadalquivir

También encontramos el lienzo de la muralla que, según el presidente de la Asociación Vecinal de San Lorenzo, lleva bastantes años sin ningún tipo de intervención. «Se entiende que Cultura tiene que instar al ayuntamiento al mantenimiento y limpieza de la zona», cuenta.

Manuel incide en que hay zonas de la muralla que «requieren intervención urgente, ya que el deterioro es importante y ahora está lleno de distintos tipos de plantas. La imagen que da en el entorno no es muy coherente con la pretensión del patrimonio de la Unesco que es el casco histórico, aunque nosotros no entremos dentro de la definición de casco histórico, sí es estamos dentro».

Desde la Asociación Vecinal de San Lorenzo «ya se ha exigido, en otras ocasiones, al ayuntamiento y a la Delegación de Cultura que se realice ya la intervención de restauración y mantenimiento en la muralla» y, además, «que eliminen ya el vallado que es un riesgo para los críos que hay por allí y las personas que pasan, porque muchas veces se ha caído»

Ortega insiste en que el ayuntamiento está en la obligación de elaborar un plan de gestión del casco histórico. «Llevamos ya veintitantos meses y todavía no han hecho nada». 

Inicio de la muralla vallado y sin mantenimiento

Igual que la muralla, está el conjunto del Templo Romano, «lleno de hierbajos, sin ningún tipo de actuación, a pesar de que allí dijeron que se habían gastado 50.000 euros no sabemos en qué», cuenta Ortega. 

«La política del ayuntamiento es vender turismo, nosotros lo que le planteamos al ayuntamiento es que se centre en la población y, en este caso, estamos hablando de patrimonio. Que ese patrimonio se incorpore a la ciudad y no esté en una situación de secuestro, porque si está vallado está fuera de la ciudad, digamos», concluye Ortega.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here