Paco Peña: «Es un orgullo ser el creador del Festival de la Guitarra»

Paco Peña es uno de los artistas más influyentes de España, considerado uno de los maestros de la guitarra

0

Una calurosa mañana de verano en Córdoba, Paco Peña abre la puerta de su casa, «buenos días, cuanto tiempo», se alegra de ver a algún antiguo compañero. El guitarrista echa el toldo, coge una silla y la pone en mitad del patio, típico cordobés. Los rincones y paredes desprenden arte. Antes de que de comienzo la entrevista, el guitarrista recuerda algunos momentos vividos. «Son cuarenta años», dice. «Nos hacemos viejos, unos mas que otros», comenta entre risas.

Seguramente Paco Peña es uno de los artistas más influyentes de España, considerado uno de los maestros de la guitarra. Comenzó a tocar a los seis años e hizo su primera actuación con doce. Más tarde, pero aún siendo un joven, comenzó a actuar por todo el país. Después se trasladó a Londres, donde se convirtió en solista.

En Inglaterra generó tanto interés, que pronto se encontró compartiendo concierto con Jimi Hendrix. Y llegaron las giras por el mundo, y conoció a gente como John Williams, Peter Gabriel o la actriz Emma Thompson entre otros. En 1981, en su Córdoba natal, decidió crear el Festival de la Guitarra, que ya cumple cuarenta años.

Paco Peña en el patio de su casa. Foto: Toni Blanco

– ¿De donde nace la idea del Festival de la Guitarra y cómo se puso en pie?

Sencillamente fue en mí. Me apetecía porque yo ya he hecho otros festivales en muchos sitios y la verdad que soy de aquí y vivo aquí. La idea surge de otros sitios donde yo estuve y pensé en tener algo similar aquí en Córdoba. Que tuviera categoría, que se metiera en la ciudad y que hubiera música y actividad de guitarra. Una cosa muy sencilla realmente.

– ¿Qué son los cursos para el Festival de la Guitarra?

Yo quería hacer un festival. Pero lo que yo podía hacer eran cursos de cuatro semanas. Cada curso tenía muchos alumnos y podían quedarse otra semana si querían. Entonces fue la actividad que yo pensé que podía traer gente de fuera, sobre todo del extranjero donde era conocido. Entonces era el corazón de la región en aquel momento. Había muchos artistas de aquí, y busqué actividades y actuaciones, todo en la Posada del Potro. Se hacía lo que se podía, pero el centro eran los cursos que yo era lo que podía aportar. Con ambición seguimos avanzando y se hicieron otros conciertos.

– ¿Saltar a otros estilos fue progresión o necesidad?

Fue pensar en lo que se podía hacer. El salto más grande fue el tercer año que pensé que esto iba a crecer e invité a John Williams que fue un curso clásico. John Williams era y es el guitarrista más importante del mundo. Tiene un reconocimiento mundial, experiencia, habilidad y tiene mucho que decir. La gente reconocía esas cualidades a gran escala. Fue un campanazo. Teníamos que seguir haciendo otras cosas realmente importantes. En el cuarto año el Ayuntamiento ya se involucró a fondo.

Paco Peña en el patio de su casa. Foto: RAM

– ¿Qué importancia tiene hoy el flamenco en el festival?

Toda. Para organizar el festival, el primer año no tenía casa y me ofrecieron la Posada del Potro y se hizo allí. Al año siguiente también. Yo quería establecer la sede allí. El centro flamenco yo lo hice para que pudiéramos organizar nuestros proyectos. Llevaba el nombre adherido del festival y espero que siga siendo un referente importante. Luego se incorporaron otras disciplinas y han ido a creciendo. La guitarra clásica es sumamente importante, es la imagen de España y estas cosas hay que defenderlas. El flamenco es popular en todo el mundo.

– ¿Cuál cree que es el secreto para cumplir cuarenta años?

Yo pensé siempre que era una buena idea. En España no había un festival así. Si uno echa la vista atrás, guitarra de concierto flamenco nunca ha habido en España. En los años 80 no se daban todavía conciertos de guitarra flamenca, y si se daban era muy poco tiempo. La ambición que hemos tenido siempre era que en Córdoba se hicieran cosas. Lo que pasa que el Ayuntamiento ya con un presupuesto decente, tuvo la oportunidad de traer a artistas muy famosos. Eso le da nombre al festival pero también era muy importante que el Ayuntamiento se pusiera las pilas. No les quedaba otra, era algo muy importante para la ciudad.

Paco Peña en su casa. Foto: RAM

– ¿Qué significa para usted ser el creador del festival?

Es un orgullo. Para mí una cosa muy entrañable. Lo que yo quería hacer en aquel tiempo se ha conseguido. Me preocupa un poco que se relaje la actitud de los organizadores y que esto no siga creciendo en calidad. No solamente traer gente. Hay que mirar con mucho cuidado como se hacen las cosas y debemos defender el festival.

– ¿En qué momento se dio cuenta de que el festival se hizo grande?

Bueno, muy pronto. Cuando trajimos a grandes artistas. Yo ya había empezado con artistas que yo conocía. Trajimos muy buenos guitarristas cuando yo lo llevaba. Y claro, esas grandes estrellas nutren el festival.

– ¿Cómo consiguió traerse a Sabicas?

Porque era amigo mío (risas) Sabicas lo que me hubiera pedido se lo habría dado. Era amigo mío y nos conocíamos personalmente. Era mucho mayor que yo pero me quería y yo lo adoraba, por supuesto. Entonces fue fácil. Como él estaba en mis conciertos, se lo dije. Conseguir que viniera Sabicas fue un momento importantísimo.

– ¿Momento más emotivo del festival?

(Sonríe) Por momentos quizás no se pueda definir. El ambiente que se apodera de la situación, yo diría que lo más bonito era ver algo tan sencillo y tan cálido, mezclándose con tantos sitios y culturas en la Plaza del Potro era impresionante. Es difícil definir los momentos emotivos. Yo coloqué a John Williams en la Mezquita-Catedral y dio un concierto maravilloso. Tampoco se me olvida a mi madre por El Potro llevándonos tapas, hay tantísimos.

Álvaro Castilla/Fotos: Toni Blanco, Miguel Valverde y RAM

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here