PlayStation 5: la némesis de las tiendas de videojuegos

Esta consola y Netflix matarán el formato físico

0
Jugador de Play Station

J. Peña

Después de tantos rumores y de una generación entera a sus espaldas, es oficial: PlayStation 5 (PS5 en adelante) está aquí. Esta podría ser la consola más esperada de la historia, ya que durante los años de vida de su antecesora, la PlayStation 4, Sony ha ganado la cuota de mercado, y por consiguiente la guerra de consolas, por goleada. Tras el gran éxito de Microsoft con Xbox 360 frente a PlayStation 3, en gran parte debido al desorbitado precio de salida de esta última, Xbox One no tuvo ninguna oportunidad contra la máquina de Sony, posicionándose como la cuarta consola más vendida de la historia con 110,4 millones de unidades vendidas, por detrás de PlayStation 2, Nintendo DS y Game Boy.

Sin embargo, lo más importante de este anuncio no han sido ni mucho menos los juegos o especificaciones de la consola, sino las dos variaciones de esta que saldrán de lanzamiento: PlayStation 5 y PlayStation 5 Digital Edition. Si bien es cierto que no es la primera vez que se lleva a cabo dicho movimiento, pues Microsoft ya lanzó una Xbox One S All Digital en mayo del pasado año, Sony sienta un precedente al ser la compañía con mayor porcentaje de fidelización del mercado de videojuegos actual.

Tomando como base una filtración de Amazon Francia, los precios definitivos de PS5 y PS5 Digital Edition, aún no anunciados por Sony, podrían ser de 499€ y 399€ respectivamente. Esto podría suponer un antes y un después en la industria, puesto que, cada vez más, el formato digital está superando al formato físico. Un reflejo claro de esto sería el comunicado que lanzó Ubisoft el pasado 18 de julio, declarando que durante el año pasado, las ventas digitales conforman un 75% de las ventas totales de la empresa.

Una vez vistos los datos y sabiendo que la multinacional japonesa ha decidido apostar por lo que muchos consideran el futuro, es evidente que estamos ante un cambio que, si bien no ocurrirá inmediatamente, irá siendo cada vez una realidad más predominante. Además, esto no es algo que nos pille por sorpresa. Aunque parece que estemos hablando de la Edad Media, hace no tanto existían unos establecimientos donde ibas a alquilar películas, series y videojuegos y te los llevabas a casa durante unos días por un precio irrisorio.

Estos extraños lugares que llamábamos videoclubes murieron, en gran parte, por el alto índice de piratería que existe actualmente, siendo España uno de los países líderes en descargas ilegales con un porcentaje del 90% del contenido obtenido de forma no oficial. Por otro lado, el nacimiento de plataformas de streaming como Netflix, Amazon Prime o Movistar+, fueron quienes dieron el golpe de gracia al alquiler de películas y series.

Al igual que esto pasó con los videoclubes, parece inevitable pensar que las tiendas de venta física de videojuegos correrán la misma suerte. La popularización de las páginas de claves, sitios web donde compras claves online más baratas debido a convenios o compras al por mayor de la empresa con los publishers, han supuesto un duro golpe al mercado físico. Podríamos decir que se trata de algo similar a la preferencia actual de comprar en Amazon casi cualquier cosa, por comodidad y confianza.

Cabe destacar también la frecuencia con la que las tiendas digitales ofrecen ofertas para competir con las tiendas físicas. Los precursores de estos fueron Valve, con sus famosas rebajas de Steam, haciendo descuentos de hasta el 90% en software y hardware, y tiendas externas que trabajan directamente con las desarrolladoras y publishers como es el caso de Humble Bundle. Estas tiendas ofrecen descuentos exclusivos, paquetes de diferentes juegos por precios de escándalo y alicientes tales como contenido descargable exclusivo o poder elegir el destinatario de lo pagado, como organizaciones benéficas.

Podemos comparar videojuegos como Uncharted, que en GAME está rebajado a 14,95€, mientras que en la PlayStation Store lo podemos encontrar a unos jugosos 9,99€. Además, algo tan simple como las tarjetas prepago de 50€ se pueden encontrar en webs de claves a precios alrededor de los 42€ y 43€.

Hay que tener en cuenta también que hoy en día el índice de piratería en consolas, en contraparte al PC, es mínimo. A esto hay que sumarle que además de jugar, se han estado utilizando para acceder a plataformas de música y series en streaming. Es decir, que el consumo digital se ha disparado por las nubes en los últimos 6 años.

En conclusión, al formato físico aún le restan algunos que otros años de vida. Razones tales como las ediciones coleccionista o el reproductor de Blue-Ray hacen que aún haya personas que prefieran el físico frente al digital. Esto es algo que ocurre también con el periódico en papel frente al online, pero eso no hace que el cambio no sea inevitable. Es por eso que el avance tecnológico, que cada vez ocurre a mayor velocidad, acabe por convertir a las tiendas de videojuegos en viejas glorias, tal y como Amazon y Netflix hicieron en su momento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.