Podemos pide al alcalde una apuesta “histórica” por el carril bici usando los fondos europeos

Piden mejorar las infraestructuras necesarias para facilitar el uso de la bicicleta y patinetes

0
Cristina Pedrajas
Cristina Pedrajas. Foto: Archivo

La portavoz del Grupo Municipal de Podemos Córdoba, Cristina Pedrajas, ha pedido encarecidamente al alcalde, José María Bellido, que «ejerza un acto de responsabilidad cívica» y no deje pasar la oportunidad de solicitar al Gobierno central las ayudas del Programa Europeo de Ayudas a municipios para la implantación de zonas de bajas emisiones y la transformación digital y sostenible del transporte urbano, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la CEE.


«Su plazo finaliza a finales del presente mes de septiembre, y unido a la nueva Ordenanza de Movilidad, que está tardando en exceso en salir, al Plan de Movilidad Urbano Sostenible (PMUS) y con la ejecución del Plan Andaluz de la Bicicleta (PAB), estas ayudas promocionarían y facilitarían el uso de los medios de transporte ecológicos, limpios y saludables por el bienestar de nuestra ciudad y de todos sus habitantes», ha indicado Pedrajas.


Y es que, en opinión de la portavoz de la formación morada, «ahora tenemos una oportunidad única para llevar a cabo las actuaciones necesarias y suficientes para dar un gran paso en la movilidad sostenible en nuestra ciudad», con un programa europeo que contempla cuatro líneas de ayudas, una de las cuales es específica para la transformación de flotas del transporte público, en aras a contribuir a los objetivos de la Directiva de Vehículos Límpios europea.


«Con estas ayudas podríamos renovar nuestro PMUS, adquirir autobuses eléctricos o de hidrógeno en Aucorsa las ayudas sufragarían hasta el 90% de su precio, adquirir más vehículos eléctricos en Sadeco, crear zonas de baja emisión a base de peatonalizar, mejorar la red de carriles-bici, instalar parkings para bicicletas, y en general mejorar las infraestructuras necesarias para facilitar el uso de la bicicleta y patinetes a los ciudadanos y ciudadanas».


Todo ello permitiría reducir los factores que pueden condicionar el uso de la bici como medio de transporte en la capital, y que, son, entre otros, las infraestructuras viarias, la escasez de aparcamientos en las proximidades de la vivienda y del centro de trabajo, el riesgo de robo, y la inseguridad por tener que compartir calzadas con los vehículos a motor, «ya que nuestra suerte y nuestra ventaja es que ni las distancias son largas, ni tenemos grandes pendientes, ni el clima es frío y lluvioso» en Córdoba.


El problema, en opinión de Pedrajas, es que este gobierno municipal de PP y Cs va extremadamente lento en materia de movilidad, exactamente en la misma línea que el Gobierno andaluz, de idéntico color político, que sigue teniendo paralizado desde hace años el proyecto de Ley de Movilidad Sostenible (LAMS), mientras que en otras comunidades lo tienen desde hace más de 20 años.


«Es irónico, por no decir lamentable, que no tengamos aún la Ley, en cuyo marco se tenía que haber incluido el Plan Andaluz de la Bicicleta, aprobado por el Consejo de Gobierno Andaluz para el periodo 2014-2020, que constituye un instrumento fundamental para impulsar y articular correctamente las actuaciones de las administraciones públicas en materia de infraestructura ciclista, y que acaba de finalizar, sin el marco legislativo», ha expuesto Pedrajas.


Y ejemplos de esa desidia municipal es que ya ha pasado un año desde que el delegado de Movilidad en el Ayuntamiento, Miguel Ángel Torrico, presentó a los medios el borrador de la Ordenanza de Movilidad, elaborado por una empresa, sin haber hecho partícipe ni a actores sociales ni a los grupos políticos que conforman el Pleno municipal.


En todo este tiempo, se han presentado aportaciones por parte de la Plataforma Carril-Bici de Córdoba, entre otras, pero «hasta esta misma mañana, en que se nos ha pasado el borrador, aún a falta del informe jurídico del ayuntamiento, trámite previo a su aprobación en Junta de Gobierno Local y finalmente en el Pleno Municipal, seguíamos sin saber en qué se había modificado el texto inicial de la Ordenanza”, ha indicado la portavoz, para añadir que «eso sí, muchos ciclistas han sido multados por circular por calles de uso compartido, situación que desde hace poco se permite, pero sin tener una base legislativa ni instrucciones claras, y seguimos soportando un alto nivel de polución en el aire que respiramos, debido a la emisión de gases por el exceso de vehículos a motor».


De igual modo, en marzo pasado Podemos Córdoba denunció, además, que no se había constituido la Mesa de Movilidad, aprobada en el Pleno de mayo de 2016, para dar cumplimiento al PMUS. Un plan, que, por cierto, «urge ser actualizado, dado que su redacción se remonta al año 2013, es decir ocho años, y algo ha cambiado la ciudad, la legislación de movilidad y la situación de emergencia climática desde entonces».


“Algunos contenidos del primitivo borrador de la nueva Ordenanza de Movilidad para Córdoba, que esperemos que hayan sido subsanados en el definitivo, así como la confusión generada por cambios aparentemente arbitrarios en las normas, unido a la falta de información a la población en general con respecto al uso adecuado de bicicletas y patinetes, han dado lugar a enfrentamientos, que se podrían haber evitado, entre peatones, ciclistas y usuarios de patinetes, que se ven criminalizados precisamente por por elegir un modo de transporte saludable y ecológico, que debería ser el predominante en nuestros municipios, como ya lo es en otras ciudades europeas, que nos llevan muchos años de ventaja en concienciación en este sentido», en opinión de Pedrajas.

Por esta razón, Podemos Córdoba reclama también al gobierno local que exija a la Junta de Andalucía que se prorrogue y se cumpla el PAB, que recogía iniciativas para el fomento del uso de la bicicleta en Córdoba, como son la creación de la Oficina de la Bicicleta, que no se ha llevado a cabo en ningún momento, o el completar la red de carriles-bici que conecten todas las zonas de la ciudad, los polígonos industriales y las barriadas periféricas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here