Podemos reclama, como mínimo, que el ayuntamiento ceda parte de la normal para una necesaria biblioteca

Desde el grupo municipal van a seguir apoyando las reivindicaciones del Distrito ya sean en la calle o ante la institución

0
Cristina Pedrajas
Cristina Pedrajas y Juan Alcántara. Foto: Podemos

El Grupo Municipal de Podemos Córdoba ha exigido, a través de su portavoz, Cristina Pedrajas, que la parte del edificio de la antigua Normal de Magisterio abra sus puertas a las necesidades de asociaciones, colectivos y vecinos y vecinas del Distrito Sur, que tenían puestas sus esperanzas en que en esa infraestructura iban a contar con su propio espacio, como, de hecho, así se lo habían prometido en su día.

La Normal abrió sus puertas este verano tras décadas de espera. Pero no para la sociedad. Para sorpresa de los vecinos y vecinas del barrio, y después de innumerables promesas, no fueron ellos y ellas los que lo ocuparon, sino que se instalaron los trabajadores del área de Transformación Digital, con el Centro de Procesamiento de Datos del Ayuntamiento (CPD), ha recordado Pedrajas.

Es más, el alcalde, José María Bellido, llegó a reconocer que La Normal es el edificio más moderno de este Ayuntamiento, por lo que podemos entender que el Área Digital se traslade allí, «pero no que también se muden las áreas de Cultura y Participación Ciudadana, según anunció Bellido en julio». Según Pedrajas, eso es lo mismo que dar por hecho que no habrá espacio para la vecindad y otros colectivos, «lo que desde esta formación no podemos permitir ni vamos a estar callados», ha advertido la portavoz de la formación morada.

Irónicamente, también resaltaba el alcalde la revalorización que supone para el Distrito Sur la presencia de esta sede, ·pero lo que se estaba callando era que los proyectos de usos de los vecinos y vecinas se iban quedando de nuevo relegados y aparcados».

Haciendo cuentas, la situación queda clara, tras conocerse que el edificio albergará, en la séptima planta, el proyecto Digital Innovation Hub (DIH), para formación en innovación digital y desarrollo de «talento cordobés»: «La séptima planta es para el DIH; la sexta y quinta, para el equipo informático municipal; la cuarta y tercera, para el equipo de la administración electrónica; la segunda y primera, para la atención y participación ciudadana, así como trabajadores del Imdeec y trabajadores del Área de Cultura. Entonces, ¿qué nos queda para el vecindario?», se pregunta Pedrajas.

Frente a ello, Podemos Córdoba ha recordado que la reforma de la antigua Escuela Normal de Magisterio se planteó inicialmente dentro del plan Urban Sur para dotar al Distrito Sur de un centro para la reactivación económica y social y la participación ciudadana, que contribuyera a la creación de riqueza en la zona y a dotar de vida al barrio con criterios sostenibles.

No obstante, no se contactó con los vecinos para nada, y, de hecho, ni siquiera el Consejo de Distrito Sur fue invitado al acto de presentación del edificio. «El Consejo sigue reivindicando una biblioteca, que debería haber sido una prioridad por la urgencia de la población estudiantil del barrio, máxime en una situación de pandemia, dado que no hay otra en todo el distrito, viéndose obligados a desplazarse a otros barrios», ha señalado.

Son siete plantas, que se dice pronto, y a medida que se ha ido recortando espacio, a los vecinos y vecinas (ayer se dio a conocer que había ya 16 colectivos que esperaban su sitio allí) sólo se les dejaba una parte de la primera. «Están viendo pasar los meses sin entender cuál es el motivo de la demora y nos preguntamos si es que los y las residentes del Distrito Sur no tienen derecho a instalaciones socio-culturales como los de otros distritos, ni entendemos por qué se les sigue castigando sin darles la más mínima explicación», ha indicado la portavoz de Podemos Córdoba.

Ayer, martes, de nuevo se congregó, guardando las medidas de seguridad ante la Covid-19, un nutrido grupo de personas sensibles a este abandono por parte del cogobierno municipal, destacando entre ellas el grupo de adolescentes de 4º de la ESO para reivindicar su ansiada y muy necesitada biblioteca. «¿Hasta cuando va a seguir el alcalde negando una herramienta educativa tan básica a los chicos y chicas del Distrito Sur, uno de los tres más castigados por el desempleo y con más carencias de formación, brecha digital e inserción laboral?», se ha cuestionado Pedrajas.

En este sentido, Podemos Córdoba va a seguir apoyando las reivindicaciones del Distrito ya sean en la calle o ante el Ayuntamiento para que «se haga justicia con esa zona de la capital, que quiere despertar y ponerse al mismo nivel que el resto de la capital, para lograr un auténtico equilibrio de ciudad, porque lo que reclaman no es un absurdo imposible, sino simplemente lo que se les prometió y leo que necesitan».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here