¿Qué ocurre con los depósitos arqueológicos en Córdoba?

La Asociación Provincial de Museos Locales pide el apoyo de los ayuntamientos para modificar la legislación vigente y conseguir que cada museo local sea receptor directo de estos bienes

El Efebo Dionisíaco en el Arqueológico de Córdoba
El Efebo Dionisíaco en el Arqueológico de Córdoba

La Asociación Provincial de Museos Locales de la provincia de Córdoba, institución que agrupa a treinta y dos instituciones museísticas en toda la geografía cordobesa, denuncia el problema existente en los depósitos de materiales (de carácter demanial) que afecta a los museos municipales desde el 2005. Por este motivo, ha procedido a elevar a cada Ayuntamiento responsable de dichos museos de Córdoba, una solicitud de apoyo para modificar la legislación vigente sobre los materiales arqueológicos y paleontológicos, a fin de que sea tratada, aprobada y trasladada a la Consejería de Turismo, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, por cada Ayuntamiento.

En la misma se propone una modificación de la legislación vigente en esta materia, de cara a conseguir que cada museo local, inscrito en el Registro Andaluz de Museos, sea receptor directo de este tipo de bienes, procedentes de su territorio más inmediato, y que en la mayoría de las ocasiones, proceden de intervenciones arqueológicas regladas que han sido sufragadas por las propias arcas municipales. Las normativas afectadas puntualmente serían las siguientes:

  • Decreto 168/2003, de 17 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de Actividades Arqueológicas (BOJA núm. 134, de 15 de julio 2003)
  • Ley 14/2007, de 26 de noviembre, del Patrimonio Histórico de Andalucía (BOJA núm. 248, de 19 de diciembre 2007)
  • Ley 8/2007, de 5 de octubre, de Museos y Colecciones Museográficas de Andalucía (BOJA núm. 205, de 18 de octubre de 2007)

Hasta el momento y tras las medidas de simplificación de la administración, expresadas en el Decreto-ley 26/2021, de 14 de diciembre, cualquier museo local, inscrito en el Registro Andaluz de Museos, podía solicitar el depósito temporal por cinco años, pero las mismas, como se indicaba y se indica en cada resolución de autorización, tienen que depositarse previamente por los directores respectivos en el Museo Arqueológico y Etnológico de Córdoba, en el plazo de dos meses desde concluida cada actuación arqueológica. Todo a riesgo de un traslado innecesario y que puede afectar a la preservación y conservación de estos bienes.

La interpretación que la Consejería con competencias en esta materia, realiza de estas dos leyes y los decretos, alteran los principios generales de vertebración administrativa y territorial, fomento de museos locales, no discriminación entre museos, o impulso y promoción de los museos y colecciones museográficas, además de procurar que el ejercicio de las funciones de estas instituciones se efectúe en condiciones de igualdad y no discriminación, todos ellos expresados no solo en el Ley de Patrimonio Histórico Español, sino también en las citadas más arriba. «La realidad actual es que nuestra historia e identidad, expresada a través de estos bienes, van a parar a los depósitos el Museo Arqueológico y Etnológico de Córdoba«, ha expresado la asociación en el comunicado.

Los museos locales están gestionados directamente por sus ayuntamientos, por lo que se consideran unos «importantísimos centros culturales de carácter permanente, abiertos al público, al servicio de la sociedad y su desarrollo, y en particular a los habitantes de las localidades, siendo unos ejes y pilares fundamentales para la recuperación de su memoria colectiva a través de su pasado más remoto y reciente, vertebrado a través de los restos paleontológicos, arqueológicos y etnológicos que contienen».

Asimismo, han apuntado que «son una plataforma fundamental para desarrollar políticas en la conservación preventiva del patrimonio arqueológico e histórico local, o en los campos de la investigación y difusión, un pilar fundamental de conciencia colectiva y educativa de una población que asciende a más de 200.000 habitantes en nuestra provincia».

Con esta propuesta se quiere «buscar una salida a un problema«, el de los depósitos arqueológicos o paleontológicos, «enquistado desde hace décadas». Concluyen con que «nadie discute la propiedad de este tipo de bienes», sin embargo, lo que se plantea desde la asociación es que «ya que se nos exige unos estándares de calidad y servicios a cada museo local, también podamos disfrutar de nuestra historia y nuestro patrimonio material, salvando los atisbos de centralidad trasnochada y de sobreproteccionismo entre diversas Administraciones».

«buscar una salida a un problema enquistado desde hace décadas»