«Recuperar el respeto al médico de familia», una de las claves en crisis nacional

Décadas de sobrecargas de trabajo con casos de 100 pacientes en turnos de siete horas y límites en las pruebas diagnósticas que desembocan en la falta de calidad de la Salud andaluza, son algunos de los problemas que denuncian los médicos cordobeses

Hospital Palma del Río. Foto: Junta de Andalucía
Hospital Palma del Río. Foto: Junta de Andalucía

Recuperar el respeto a la figura del Médico de Familia y fomentar su autonomía, claves en una Atención Primaria en crisis nacional según el Sindicato Médico de Córdoba

Aunque Madrid acapara todas las portadas de los periódicos, la Atención Primaria en Córdoba también se enfrenta a distintos problemas. «Hablamos de un problema nacional», aseguran desde el Sindicato Médico Andaluz de Córdoba (SMA). Los médicos cordobeses denuncian décadas de maltrato y falta de planificación por parte de todos los partidos políticos que han estado al mando del Gobierno.

Todo esto ha desembocado en «llevar a Atención Primaria andaluza al borde del abismo», apuntan. Asimismo, señalan como «incendiarias» las declaraciones que han puesto en el punto de mira a los profesionales sanitarios. «Es un error impropio de un responsable político señalar a los que estuvieron antes, durante y después de la pandemia al pie del cañón», explican.

«Es un error impropio de un responsable político señalar a los que estuvieron antes, durante y después de la pandemia al pie del cañón»

Bajas retribuciones y sobrecarga asistencial

A pesar de las meteduras de pata de algunos dirigentes políticos, los médicos se enfrentan a otros «problemas más graves, y no los únicos». Además de las bajas retribuciones en comparación con otros países europeos, el sindicato alude una sobrecarga en número de pacientes por consulta y también en número de noches al mes de urgencias.

En este sentido, desde el sindicato mencionan «agendas con tendencia al infinito, en el que con frecuencia se ven hasta 70 pacientes al día». Cuentan casos de 100 pacientes en un turno de siete horas. Una sobrecarga que se suma a la «carga asistencial inasumible durante las mismas guardias».

Escasa autonomía y falta de respeto al criterio del médico

Por otro lado y no menos importante, destacan la «escasa autonomía y la falta de respeto al criterio del médico de familia». Una queja que se ha convertido en «habitual y amarga«. En este punto explican que se ha convertido en un puesto poco atractivo puesto que «se les cortan las alas» y lo único que pueden hacer es «volar hacia nuevos horizontes», dejando escapar así a «excelentes profesionales». Siguiendo con la metáfora, «plantillas de aves de paso» es lo que se encuentra en la Salud andaluza.

Respecto a la autonomía del médico, apuntan un acceso limitado a pruebas diagnósticas y «profesionales encorsetados, rodeados de burocracia y trabas para poder derivar a sus pacientes hacia otras especialidades médicas». Con esta «frustración profesional es imposible que trabajar en Atención Primaria sea atractivo para las nuevas generaciones» lo que desemboca en que los pacientes no reciban una atención de calidad, con falta de diagnósticos adecuados en tiempo y forma.

Lo que exigen los médicos, «gobierne quien gobierne»

Por todo ello, el sindicato médico andaluz exige a las administraciones públicas que «pongan en valor la labor de nuestros médicos de familia, que dejen de silenciar su trabajo, que tengan en cuenta su criterio profesional y, sobre todo, que los doten de la suficiente autonomía, tiempo y medios para poder dar respuesta a sus pacientes».

El sindicato asegura que, «gobierne quien gobierne», se mantendrá «luchando por salvar nuestra Atención Primaria» porque «las patologías de nuestros pacientes no entienden de ideologías políticas», han concluido.

«Las patologías de nuestros pacientes no entienden de ideologías políticas»


Contenido relacionado