Si con anterioridad hablábamos de todos esos cambios físicos que pudieron notar los afectados, todas esas secuelas que hacen que su vida de algún modo no pueda seguir siendo exactamente como era con anterioridad. Ahora pasamos a un ámbito más psicológico.

Algunas preguntas que se les realizó a los encuestados iban relacionadas con las secuelas emocionales. Sensaciones que han podido tener durante este periodo. Miedos e incertidumbres por todo lo que está por venir y que aun no se sabe cómo se llevará acabo.

Para ayudar a comprender estos comportamientos, estos pensamientos más internos y que causan malestares continuos en el día a día de las personas, la psicóloga experta en Neurociencia, Psicología Positiva e Inteligencia Emocional, Guadalupe Gómez Baides explica cómo poder sobrellevar estos tiempos.

La vuelta a las clases

Es un mundo sin Covid, la vuelta a las clases siempre ha sido un periodo de nerviosismo e incertidumbre, ya sea por el comienzo o por el fin de un ciclo. Pero ahora, ¿cómo puede estar afectado a estos jóvenes? Están más tranquilos que aquellos que no han pasado el Covid-19. La vuelta dependerá de las secuelas que les han podido quedar” afirma Guadalupe Gómez. Habla de que poder reunirse a estas edades es importante y la vuelta la rutina puede ser un paso positivo.

Una persona que no haya pasado la enfermedad y que al ir a clase pueda poner en riesgo a su alrededor hace que vivía con una sensación de culpa por todo lo que puede ocurrir por tomar ese paso. ¿No es sensato pensar en el prójimo en estos momentos? ¿No deberían los centros educativos poner más facilidades para aquellos que por cualquier motivo decidan no ir a clase o no llevar a sus hijos al colegio?

Guadalupe Gómez reconoce que una de las cosas bonitas que ha dejado este confinamiento ha sido la preocupación de los jóvenes por sus mayores. “Ver un poco como la gente antepone eso (protección) a todo lo demás. Ni dejar entrar a un fontanero a su casa para poder ir a ver a su madre”. Y es que después de todo este tiempo y de todo el esfuerzo que ha hecho tanta gente para proteger a sus mayores, ahora la situación lleva a la exposición.

Existen muchos jóvenes que viven con personas de riesgo en su hogar y que están pasando mucho miedo por las consecuencias que puede tener la vuelta a las clases. Gómez Baides cree que la vuelta debería ser voluntaria en todos los ámbitos, tanto en el empresarial como en el académico. Habría que respetar esas decisiones”. “Lo que me parece es que hay que dar la posibilidad de elegir porque no todos llevamos las situaciones igual ni todos tenemos las mismas situaciones en casa”.

Recalcar que ese joven que tenga un familiar de riesgo en su hogar “se siente mal por reanudar esas actividades que a priori son las normales, pero que pueden poner en riesgo a sus mayores y seres queridos, no creo que se le debería obligar”. Igual de importante es recalcar que “deberíamos haber visto la manera de llegar a darle la misma formación de manera online porque es muy duro que por lo que sea entra el virus a la casa y la persona enferma fallece. La sensación de culpa que va a tener ese joven es horrible.

Ansiedad, depresión y muerte

Hablando del miedo y la incertidumbre, la psicóloga afirma que “es normal tener miedo. Ahora mismo lo que prima es la ansiedad porque ahora mismo la gente está con mucho miedo porque hay falta de control«. También nos aclara que «una cosa que sí va a ocurrir es que en cuanto bajemos un poco el nivel de incertidumbre es que va haber muchas depresiones». Un consejo que da Gómez Baides respecto a las depresiones es que «antes de caer hay que tomar medidas«. Hacer entender a la sociedad que la ansiedad y depresión es algo normal y más en la situación que se está viviendo es importante. «Son los males del siglo XXI y están estigmatizados».

Respecto a los más pequeños, Guadalupe aconseja que hay que hacerles entender a los niños la situación en la que se está. «Vamos a ser responsables, estamos viviendo una situación complicada saldremos de ella… siempre con una actitud positiva«.

Este escenario está siendo complicado, pero ¿y si existiese otro? ¿Debería estar preparada la sociedad para un escenario distinto? «La única preparación para nuevos escenarios es la confianza. Todos tenemos recursos para afrontar las crisis, pero tenemos que aprender». Tener claro que «esto también pasará» es importante y sobretodo tener claro que «de todo se sale».

Y por último, hablar de la vida y sus situaciones, es por tanto hablar de la muerte. Lo único que se tiene claro cuando naces es que vas a morir, todo lo demás son consecuencias a actos y hechos que decidimos. Pero siendo sinceros, «no está naturalizada la muerte» y quitarle el tabú es algo que no va a ocurrir de la noche a la mañana.

«Prepararte para morir hace que disfrutes más vida» y para ello hay que asumir que más tarde o más temprano eso va a ocurrir. «Las cosas importantes las diriges tú» afirma Guadalupe y ahora, decidir vivir sin miedo o con él y hacer lo que uno cree que es lo más sensato para su situación es importante y para ello «vamos a respetar que cada uno lo lleve como pueda».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.