Un médico, según la Real Academia Española (RAE) es la persona legalmente autorizada para ejercer la medicina. La RAE define esta disciplina como el conjunto de conocimientos y técnicas aplicados a prevención, predicción, diagnósticos o tratamiento de las enfermedades humanas. Es decir, un médico es esencial es un estado de bienestar en el que vivimos, donde tenemos una sanidad pública que nos facilita el acceso a tratamientos específicos y donde sin un especialista muchas personas estarían muy malas en sus hogares.

A consecuencia de la situación mundial que se está viviendo en todo el mundo en estos momentos, se ha podido ser consciente de la importancia de los médicos, enfermeros y personal sanitario. Aquellas personas que han estado y siguen estando en primera línea para combatir este virus.

Pero esos profesionales son personas, a los que también les duele la cabeza, tienen familias, hipotecas y problemas fuera de su trabajo. Ellos, que están pendientes de los problemas de salud de todo el mundo, también lidian con los suyos, generándoles presiones que hacen que pueda llegar a ser imposible realizar de una manera adecuada sus tareas. Un médico enfermo es un profesional que no se encuentra en el mejor momento para ejercer plenamente su oficio.

PAIME es el Programa de Atención Integral al Médico Enfermo que busca ayudar al mayor número posible de médicos enfermos y que estos reciban la asistencia especializada que necesiten. Se busca garantizar que la práctica de la medicina se haga en las mejores condiciones posibles para la salud de los ciudadanos.

Testimonios

Un médico de Urgencias y una de Atención Primaria. Personas que diariamente están en contacto con enfermos. Ambos conviven con vida y muerte a la vez, noticias importantes, buenas y malas. Presión que no siempre desaparece cuando se llega a casa.

Considero que la profesión de médico es de alto riesgo, aun cuando las condiciones son adecuadas. Te desgasta, afirma la médica de atención primaria.

A veces lo difícil no es darse cuenta de que necesitas ayuda, sino más bien pedirla. Hay que reconocer que la necesitas y solo un profesional puede buscar una solución a para todo lo que ocurre dentro de uno. “Es muy difícil (pedir ayuda). Darte cuenta, te das antes.” “Esto se lleva muy en silencio” “Tiene que ser que te veas bastante jodido para pedir ayudason algunos de los testimonios sobre la situación que viven estos profesionales.

Este programa lo conforman médicos especializados en tratamientos para otros médicos enfermos. Ellos son los que mejor pueden ayudar a estos profesionales porque tienen la capacidad de saber como hacer para conseguir que puedan seguir sus oficios con la mayor normalidad posible y con todas las capacidades. Esto hace que los propios pacientes se sientan más cómodos ya que, al igual que un cardiólogo es el mejor para tratar un corazón, ellos son los mejores para tratar a médicos.

Los momentos más duros han sido en consulta, cuando una entiende que los pacientes también quieren aprovecharse de uno”. “Tu trabajo no sirve para nada y nadie te valora”. Estas declaraciones son sentimientos que tienen algunos de los médicos en su día a día. Es por ello por lo que todos reconocen que después de pasar por el programa, aunque te recuperas como para volver a tu puesto de trabajo con todas las capacidades, nunca vuelve a ser como al principio. “Nunca te recuperas del todo”.

Con estas declaraciones, algo lógico para preguntarse es si estas situaciones con las que conviven diariamente los médicos pueden hacer que se acabe con la Seguridad Social tal y como la conocemos hoy en día. Ellos piensan que sí. “Sí, y el problema es que se le está ocultando a la población”. “Desde luego el objetivo es destruir la sanidad pública”. Y aunque afirman que la solución es clara” ¿por qué no se pone fin?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.