Una vez se toman las uvas, comienza un año nuevo. A pesar de estar en la recta final, las fiestas navideñas no han acabado aún. La festividad acaba con la apertura de los regalos y el disfrutón Roscón de Reyes. Si bien la tradición marca el tomarlo en la mañana del día 6 de enero al despertar y tras abrir los regalos (puesto que los más pequeños no pueden esperar para abrir sus regalos); hay quien disfruta del dulce de reyes durante toda la Navidad.

Como es bien conocido, el roscón trae sorpresas, figuras, el haba y el rey. Quien la figura del rey, será coronado, no obstante, el que encuentre la semilla seca deberá pagar el roscón del siguiente año.

Reyes Magos

Además, el roscón puede estar relleno de nata, crema o chocolate, por encima bañado con un almíbar y frutas escarchadas, pero les proponemos esta receta donde ustedes lo pueden hacer en casa y ponerle los ingredientes que más les gusten. Lo indispensable es que en el interior esté el rey y la haba porque son las dos figuras más significativas del Roscón de Reyes.

Ingredientes:

290 gr. Harina de Trigo o harina de fuerza112,5 gr. Levadura fresca o 5 g. Seca
90 ml. Leche40gr. Mantequilla
60 gr. AzúcarSal, ralladura de limón y naranja
1 HuevoFrutas escarchas, agua de azahar

Elaboración:

Los primero es poner en un bol los ingredientes secos, la harina, el azúcar, la sal, la levadura seca y las ralladuras de naranja y limón, si utilizamos la fresca en este caso hay que disolverla en la leche. Hacemos un hueco en medio de la harina e incorporamos el huevo, la leche, la mantequilla a temperatura ambiente y el agua de azahar. En este momento tenemos que meter mano en la masa e incorporar todos los ingredientes hasta conseguir una masa lisa pero pegajosa, importante no le añadan más harina porque sino no se consigue esa textura esponjosa sino un roscón duro, por el exceso de harina( que se nos pegue en las manos pero que no se venga toda la masa en las manos).

Una vez tengamos la masa dejamos que repose y leude hasta duplicar su tamaño, una vez haya pasado sobre una hora o dos, según la temperatura donde lo hagamos subirá más rápido o menos. Sacamos del bol la masa y la ponemos en la mesa con un poco de harina, la desgasificamos y es hora de poner en la bandeja del horno papel vegetal y empezar a darle forma a nuestra masa, cuando tengamos el rosco formado lo ponemos encima del papel vegetal y lo dejamos leudar una segunda vez.

Por último batimos un huevo y cuando nuestro roscón haya subido lo barnizamos, colocamos las frutas escarchadas y lo introducimos en el horno que ha estado precalentado a 180 grados anteriormente. Tiempo de cocción sobre unos 20 minutos, todo dependerá del horno que tengamos cada uno. Lo importante se hornea por arriba y abajo pero sin ventilador. Cuando este cocinado lo sacamos y dejamos que se enfrié totalmente, es ese momento es hora de abrirlo con mucho cuidado para que no se rompa, colocamos la figurita, el rey y el haba envueltos.

Ya solo nos queda poner el relleno que más nos guste y a disfrutarlo con un café, un té o simplemente un chocolate caliente. ¿Y tú eres más de nata o chocolate?