Virginia Bedmar, concejala de IU en Puente Genil: «Tenemos un solo pediatra para todos los niños y niñas del pueblo»

El municipio cordobés contaba con cuatro especialistas, de los que tres están actualmente de baja y no han sido sustituidos

0

Virginia Bedmar no sólo forma parte activa de la política del municipio cordobés, sino que es madre por partida doble. Por lo que a esta concejala de Izquierda Unida en Puente Genil le toca muy de cerca el problema que la sanidad local lleva arrastrando no poco tiempo.

A las puertas del invierno, y siendo un pueblo de más de 30.000 habitantes, la preocupación sigue creciendo: «Antes había cuatro pediatras pero desde hace un tiempo tres de ellos están de baja, dos de las cuales son de larga duración. Lo que pedimos a la Junta de Andalucía es que cubra las bajas de los profesionales porque está quedando más que patente el deterioro de la sanidad pública«, explica la concejala. Y añade: «La situación es muy grave y más estando en plena pandemia. Nosotros hemos hablado con nuestro grupo parlamentario y le hemos trasladado el problema. Y si podemos dialogar con Esteban Morales, alcalde de Puente Genil, y que se sume a la causa ¡pues bienvenido sea! Estas situaciones se han expuesto varias veces en los plenos municipales».

Los padres en pie de guerra

Las redes sociales son un hervidero de quejas por parte de padres, madres, sanitarios y profesionales de la política local. «En el Centro de Salud José Gallego Arroba la solución que han aplicado para no sobrecargar de trabajo al único pediatra que queda es dividir a los niños por edades: a los menores de seis años los atiende él y con los mayores hacen lo propio los médicos de familia que tiene asignado la persona de quien el niño o niña es beneficiario (padre o madre)», explica Bedmar.

«De hecho, a mi propia hija la atendió un facultativo de medicina general, pero queríamos que la viera una pediatra y tuvimos que desplazarnos al Hospital Reina Sofía (con todo el protocolo anti-Covid que hoy en día conlleva cualquier acceso al centro). En el caso de haber solicitado que la atendiese un pediatra de nuestro centro de salud nos daban cita para dos días después», expone con contundencia. «Yo puse mi hoja de reclamaciones y animo a la gente a que lo haga. Esta situación no puede seguir así. Es lamentable e injusta«

Navidades complicadas

Aún así, reconoce que «el personal sanitario hace todo lo que humanamente está en su mano» y destaca: «Ciertamente, con la llegada de la pandemia hubo una reorganización de los servicios. Antes había dos pediatras en el centro de salud y otros dos en Hospital de Alta Resolución de Puente Genil. Y los reunificaron a todos en el primero». Pero el drama de la escasez de especialistas en los más pequeños no acaba ahí: «En los próximos días, el único pediatra seguramente podrá, como es su derecho, disfrutar de días de vacaciones. Y entonces ¿qué pasará?», se pregunta Virginia Bedmar.

Y conseguir una cita online es toda una proeza. «Si tú entras en la aplicación correspondiente o llamas a Salud Responde no te dan opción de acceder a la agenda, por lo que te tienes que personar en el centro de salud para que te den cita. Éstas están restringidas para asignárselas sólo a quienes realmente las necesite pero lo que ignoro es quién evalúa el nivel de gravedad a la hora de darlas».

Otra de las quejas de los progenitores de Puente Genil y que Virginia Bedmar igualmente subraya es que «también escasean las citas para vacunación infantil ya que las enfermeras están inmersas en plena campaña de vacunación de gripe. Además, falta personal sanitario pues alguno ha resultado contagiado de coronavirus y está de baja. Y el problema es que su ausencia en el puesto de trabajo no se cubre sino que se reparten las cargas laborales reparten entre los compañeros que quedan trabajando».

Rocío Górriz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here