Sandra García pide a los conductores “no bajar la guardia” en las carreteras

Se ha controlado la velocidad a 61.573 conductores, de los cuales 3.458 superaban los límites permitidos

0
Foto: insitu diario

REDACCIÓN – INSITU DIARIO

La delegada del Gobierno de España en Andalucía, Sandra García, ha pedido a los conductores “no bajar la guardia” en sus traslados por carretera y retomar la movilidad con “tranquilidad y siempre respetando las normas” tras los resultados obtenidos en la campaña desarrollada en Andalucía por la Dirección General de Tráfico para la vigilancia y control de velocidad en las carreteras andaluzas. De los 61.573 vehículos controlados, 3.458 conductores resultaron infractores y, por tanto, denunciados por exceso de velocidad, lo que representa el 5,6% del total, según una nota de prensa del Gobierno de España.

Sandra García ha reconocido que “después del confinamiento es lógico que queramos disfrutar de las vacaciones o ver a nuestra familia, pero el objetivo debe ser regresar a casa” y para ello “debemos reforzar la atención en la carretera y hacerlo con paciencia porque no podemos permitiros más muertes”, ha añadido García.

Tras retomar la DGT el calendario establecido anualmente para el desarrollo de las campañas de vigilancia que se vio interrumpida por la pandemia del Coronavirus, se ha llevado a cabo esta campaña entre los días 6 y 12 de julio por parte de los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

Debido al alto porcentaje de accidentes que se producen en las carreteras convencionales y travesías (las que disponen de un solo carril en cada sentido) y considerando la gravedad de los mismos, se han reforzado los controles en este tipo de vías, tanto con radares estáticos como dinámicos, controlándose en las mismas al 60,5% de los vehículos, repartido entre el 59,7% de controles en las carreteras convencionales y el 0,8% en travesías. El resto de controles, han sido realizados en autopistas y autovías (39,5%).

A los resultados obtenidos por la DGT hay que sumar los controles que las distintas policías locales de los Ayuntamientos que han sido invitados han realizado en su ámbito de actuación, colaboración muy importante de modo que se unifica el mensaje de respeto de los límites de velocidad establecidos, independientemente de la vía por la que se circule.

Según se recoge en el estudio “El porqué de los radares: efectividad de los radares como medida de control de velocidad, del Grupo de Investigación Facthum.lab de la Universidad de Valencia “la velocidad excesiva reduce el tiempo de reacción, dificulta el control del vehículo y la rectificación de la trayectoria, aumenta la agresividad y el estrés del conductor y altera el funcionamiento sensorial (disminuyendo el campo visual) y el fisiológico (aumentando el nivel de fatiga)”.

Además, según el estudio “Velocidad y riesgo de accidente” realizado por International Transport Forum (ITF) El exceso de velocidad es el principal problema que tienen los países motorizados. Una estimación realizada para Noruega muestra que, si todos los conductores condujeran por debajo de los límites de velocidad, el número de muertes se reduciría en un 20% (Elvik 2011).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.