Se conmemora la desaparición de Paco Molina con motivo del Día de las Personas Desaparecidas sin Causa Aparente

La investigación sigue abierta y sus padres no pierden la esperanza

0

Hoy 9 de marzo, con motivo del Día de las Personas Desaparecidas sin Causa Aparente, se ha realizado una concentración frente al Ayuntamiento de Córdoba para conmemorar a estas personas.

Entre los asistentes, encontramos a los padres de Paco Molina, un joven cordobés desaparecido el 1 de julio de 2015 cuando solo tenía 16 años. Estos padres siguen buscando a su hijo sin descanso.

Según Isidro Molina, el caso de Paco se sigue investigando. «Había una línea que pensábamos que iba a dar sus frutos pronto, pero no ha sido así. A esa línea le han salido otras ramas que se siguen investigando, eso es verdad que ralentiza un poco la línea inicial de investigación, pero lo importante para nosotros es que sigan investigando, señal de que tienen esperanza de poder encontrar a Paco», declara Isidro.

Isidro explica que no puede dar más datos de la búsqueda de su hijo ya que se está investigando, «pero hemos habilitado un apartado de correos para que, de forma anónima pueda llegarnos algún tipo de información. Este es el 30011 de Córdoba, de hecho, hará un mes, nos llegó una carta de forma anónima».

El padre de Paco cuenta que sigue pagando el teléfono de su hijo ya que es el único vínculo de unión que le queda con él. «Muchas veces pienso que mi hijo no me llama porque no tiene cobertura, y a eso me agarro. Lo sigo pagando con la intención de que algún día se pueda encender, e incluso pueda llevar a los investigadores al paradero de Paco», comenta esperanzado.

Hay muchos casos como el de Paco en nuestro país. Según Isidro, «todos los días están desapareciendo personas, y esto es un drama social que tenemos que intentar mejorar. Si todas las instituciones se implican como este ayuntamiento está demostrando a día de hoy, lo podemos conseguir».

En esta concentración también se encontraban los familiares de Rafael Muriel, desaparecido en Adamuz en 2016. Su sobrino, Juan Jesús Muriel, cuenta que todavía siguen buscándolo. «En principio realizamos una serie de batidas tanto en Córdoba capital como en el propio pueblo, ya que venía diariamente al centro de día del Hospital de los Morales. Posteriormente, ubicamos que el último sitio en el que se le vio fue en mi pueblo», cuenta Muriel. 

Además, según Juan Jesús, desde que el año pasado el caso pasó a manos de la Guardia Civil «se han realizado nuevas batidas con perros de búsqueda, estamos pendientes de realizar nuevas batidas con personal especializado en la Sierra de Adamuz». 

Isidro Molina ha explicado que el día 14 hay una carrera solidaria que, por el tema de la pandemia, no se puede hacer de forma masiva, pero que «cada uno se puede apuntar, y hacer los kilómetros que pueda». En la página de la fundación QSDglobal se puede encontrar el enlace de inscripción y cualquier persona que quiera contribuir a la causa puede inscribirse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here