Se disparan los expedientes disciplinarios graves en la Guardia Civil de Córdoba

Una vez más se confirma que en la Guardia Civil de Córdoba cuanto menor sea la graduación mayor es la posibilidad de ser expedientado y sancionado, como AUGC siempre ha denunciado

AUGC Córdoba
Foto: AUGC Córdoba

Según datos oficiales obtenidos por AUGC, durante 2022 se duplicaron los expedientes disciplinarios por falta grave instruidos a personal de la Guardia Civil en la provincia de Córdoba, a pesar de que ya en 2021 habían aumentado un 33% respecto al año anterior. De hecho, desde 2007 –año a partir del que esta asociación dispone de datos– nunca se ha alcanzado ese número. Pero es que además, en lo que se refiere a los Suboficiales dicho tipo de expedientes se han triplicado.

También se pone de manifiesto que una vez más, igual que ocurre desde hace décadas, el rigor disciplinario se aplica sobre todo a la escala de Cabos y Guardias, porque en 2022 el 82% de los expedientes disciplinarios se instruyeron a quienes se integran en esa escala básica, y solo el 18% restante afectó a los Suboficiales, mientras que los Oficiales no se vieron inmersos en ningún procedimiento de ese tipo, como ya es habitual.

Una vez más se confirma que en la Guardia Civil de Córdoba cuanto menor sea la graduación mayor es la posibilidad de ser expedientado y sancionado, como AUGC siempre ha denunciado. Y ello a pesar de que la mayoría de situaciones conflictivas se pueden solucionar por métodos menos traumáticos, y no abusando del uso de la vía disciplinaria, como demuestra el hecho de que en 2022 solo el 47% de los expedientes instruidos en esta provincia acabaron con sanción disciplinaria, en muchas ocasiones gracias al trabajo de los servicios jurídicos de AUGC. A la vista de esos datos, no es de extrañar que más del 80% de los procedimientos contencioso-disciplinarios tramitados por los tribunales militares correspondan a la Guardia Civil, muy por encima de las tres ramas de las Fuerzas Armas juntas −Ejército de Tierra, el del Aire, y la Armada−. De hecho, el Grupo de Estados Contra la Corrupción (GRECO), órgano del Consejo de Europa, en su informe se hizo eco del elevadísimo número de sanciones disciplinarias impuestas en la Guardia Civil, y recomendó revisar su régimen disciplinario para reforzar su transparencia, objetividad y proporcionalidad.