Inicio Actualidad ‘Slow Down’: La reivindicación ilustrada de Luis Torres que apuesta por lo...

‘Slow Down’: La reivindicación ilustrada de Luis Torres que apuesta por lo artesanal

La muestra se podrá visitar en Botánico Ekobistró y reflexiona sobre cómo las modas pasajeras y el consumo desmesurado acaban con la autenticidad de las ciudades

0
El ceramista, Luis Torres, en su taller de La Rambla (Córdoba)

El ceramista de La Rambla, Luis Torres, inaugura mañana en Espacio Invernadero del céntrico bar de Córdoba Botánico Ekobistró (13:00 horas) una de sus exposiciones más esperadas, Slow Down. La muestra contempla siete ilustraciones originales en acuarela con tinta que cumplen un año que comenzara a pintarlas el rambleño y segunda generación de ceramistas de su familia. Asimismo, esta semana se celebran los Días Europeos de la Artesanía.

Luis Torres ha hecho uso del confinamiento para retomar una de sus pasiones: la pintura. La crisis provocada por la Covid-19 ha reforzado su opinión de que el mundo necesita desacelerar (de ahí el nombre de la muestra, Slow Down en inglés), y que algunos hábitos propios de la vida rápida están acabando con nuestra salud, nuestro bienestar, nuestra economía y nuestro planeta. 

Considera la artesanía como un «paradigma de esta necesidad de frenar nuestro nivel de vida y de la vuelta a la vida lenta», destaca. De unir ese concepto, la cerámica y sus ganas de regresar a la paleta de colores, surge esta serie de ilustraciones. 

Los cuadros se podrán observar y adquirir durante el próximo mes en el acogedor Botánico Ekobistró, un espacio en el que usan la artesanía como «metáfora de la vida lenta, saludable y respetuosa con el medio ambiente», ha apuntado el ilustrador. Además, ha aclarado que se trata de una «contraposición con las modas pasajeras, el consumo desmesurado y la destrucción de los recursos naturales». 

‘Plato vs. Mass tourism’

En la muestra se podrán disfrutar de obras como Plato vs. Mass tourism, en la que aparece una pieza de cerámica coloreada con acuarela que representa «la vida slow» y, en líneas dibujadas a tinta, «la situación actual, lo fast«. Torres señala que se trata del turismo masivo que «devora todo sin disfrutarlo«.

‘Plato vs. Mass tourism’, una de las ilustraciones de Luis Torres para ‘Slow Down’

Por otro lado, hace mención de los souvenirs Made in China que tienen «ocupados los cascos históricos de las ciudades». Asegura que «se venden como artesanía local» y son los culpables de que las ciudades pierdan su «autenticidad».

Asimismo cuenta que en la ilustración se observa como la calle está vacía, en los balcones se observan carteles de Airbnb porque «las personas de los barrios históricos acaban huyendo o sucumbiendo al dinero que dan los B&B«, lamenta Torres. Lamenta porque zonas declaradas por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad acaban «con lo real y se convierten en parques de atracciones».

El ceramista explica que está «harto del coronavirus y de la pandemia«. No obstante, ha sido un tiempo provechoso para él. «Lo he vivido como un golpe de realidad, de humildad, me ha demostrado que nada es tan urgente». Asimismo, ha señalado que ha aprendido que nadie es imprescindible y que «somos un elemento muy pequeño del universo». 

«La artesanía es un ejemplo de cómo se tienen que hacer las cosas»

Luis Torres, segunda generación de ceramistas

Esta reflexión es lo que le llevó a crear Slow Down. El confinamiento le otorgó el tiempo para «pensar piezas que miren al mundo y no sólo a mí mismo». Apunta que «la artesanía es un ejemplo de cómo se tienen que hacer las cosas».  La artesanía trata de «un consumo más lento y sostenible», aclara. Además, «quizás es más caro», pero dura toda la vida y no es un consumo pasajero, es algo que sabes que te va a acompañar siempre y no pasa de moda«, asegura.

Cartel de la exposición ‘Slow Down’ en Botánico Ekobistró

Bajo el punto de vista de Torres, los países desarrollados consumen «mucho más de lo que necesitamos, gastamos o comemos». En otras palabras, se trata de «un consumo muy rápido, como ocurre en la industria de la moda».

En este sentido, explica que las grandes compañías «te obligan a tirar productos, a renovar todo y, finalmente, todo ella conlleva a contaminar y es poco sostenible».

A día de hoy, «el consumidor español, incluso el pudiente económicamente, no apuesta por lo local, apuesta por el low cost o la fast fashion«. Para motivar al consumo local cree que «queda mucho, es muy difícil» y habría que «deshacer todo lo hecho» en los últimos años.

«Motivar al consumo local es muy difícil, pero no imposible»

No obstante, «es muy difícil, pero no imposible». El rambleño apuesta por concienciar a los artesanos. Un problema que llega porque «no hemos actuado con suficiente antelación para difundir nuestro trabajo». Esta es la razón por la que nace la exposición Slow Down y que apuesta por lo hecho a mano. Los próximos pasos son «contar todo, contar lo que nos cuesta hacer nuestros productos, el proceso de elaboración, enseñar y comunicar». 

El mercado de diseño artesanal de La Rambla llega a Córdoba

Por otro lado, el próximo 25 de abril, Luis Torres y Botánico organizan un mercado de cerámica de diseño artesanal de La Rambla, en el que se venderán piezas propias y de su marca Bowtery, junto a la cerámica de Rafaela Castro, los botijos de diseño de Modernxs de Pueblo y el menaje de Torres Ferreras. 

Javier Sánchez

No hay comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Salir de la versión móvil