Teresa Rodríguez critica el «acoso» del «movimiento ultracatólico» a las mujeres que acuden a abortar

En la capital cordobesa, un total de 206 personas se han inscrito para tomar parte desde este miércoles en la campaña internacional '40 Días por la Vida'

0
Teresa Rodríguez

La portavoz de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, ha criticado que las concentraciones contra el aborto que se realizan a las puertas de las clínicas que llevan a cabo esta práctica son un «hostigamiento» hacia las mujeres, así como a sus familias y profesionales, «que están haciendo uso de un derecho consolidado y luchado» durante mucho tiempo «como para ahora tener que estar sufriendo el acoso de un movimiento ultracatólico que no respeta el derecho que tienen las personas a decidir» abortar o no abortar.

Así lo ha expresado Rodríguez este miércoles en Córdoba frente a una de estas clínicas, donde ha afirmado que «igual que el todo mundo tiene derecho a rezar, y debe tener derecho a rezar», también existe el de «acudir a una clínica a ejercer su derecho a la interrupción de su embarazo sin tener que sufrir el hostigamiento y la intimidación de un grupo de personas».

En la capital cordobesa, un total de 206 personas se han inscrito para tomar parte desde este miércoles en la campaña internacional ’40 Días por la Vida’, cuyo objetivo principal es «acabar con el aborto a nivel local mediante la oración, el ayuno, la sensibilización de la comunidad y una vigilia pacífica, diaria y constante frente a los abortorios», es decir, ante las clínicas donde se practican abortos. La campaña, además de en Córdoba, se desarrolla también del 22 de septiembre al 31 de octubre en Madrid, Barcelona, Valladolid, Pamplona, Vitoria, Cádiz y el Puerto de Santa María (Cádiz).

Según ha expresado Rodríguez, los trabajadores de la clínica a cuyas puertas se reúne este grupo le han trasladado «situaciones muy duras de mujeres que vienen aquí en un momento de su vida que, desde luego, no es el mejor para sufrir la intimidación de un colectivo sistemático«, que aunque es «chiquitito» está presente «siempre». Esta situación «obliga a los profesionales de la clínica a administrar más calmantes» de los que se debería, todo ello «por culpa de la situación de nerviosismo a la que someten a estas mujeres», quienes, en ocasiones, piden salir «por la puerta de atrás«.

Asimismo, la portavoz de Adelante Andalucía ha recalcado que «las administraciones públicas tienen la obligación de proteger a estas mujeres» y «prohibir, como se debe hacer por ley, como ayer acordó el Congreso, este tipo de hostigamiento«. Sin embargo, «en lo inmediato, en estos 40 días» que dura la presente campaña, hay que «impedir que a partir de mañana» las mujeres que acudan a la clínica sigan «sufriendo el hostigamiento y el acoso de estas personas».

«Tiene la obligación el Estado, desde mañana mismo, a que en esos 40 días no se hostigue ni se acose ni una sola mujer para que no ocurra lo que hemos visto que ha ocurrido en Chueca, donde se ha permitido que se hostigue y que se acose a las personas con consignas homófobas», ha declarado Rodríguez, quien ha añadido que esto es algo que «no debe ocurrir en una democracia y no va a ocurrir si nosotros podemos evitarlo».

CAMBIO DE UBICACIÓN

En este sentido, Rodríguez ha hablado con la Subdelegación del Gobierno central en Córdoba y le ha pedido que, al menos, cambien de sitio la concentración para evitar que increpen a las mujeres. Es por ello que, a partir de este jueves, los agentes de la Policía Nacional trasladará las protestas de enfrente. Este cambio de ubicación tiene como fin proteger a las mujeres de los «daños psicológicos» que dichas personas les infringen.

Este tipo de concentraciones, en su opinión, «es la punta del ‘iceberg«, un «giro reaccionario» y «envalentonamiento de posiciones ultracatólicas» que están «abanderadas políticamente por Vox y con la condescendencia también del PP».

Igualmente, Teresa Rodríguez ha criticado que «el Sistema Andaluz de Salud (SAS) no tenga capacidad de atender este servicio básico en la cartera de servicios de la sanidad pública y que tenga que llevarse a cabo en clínicas privadas», todo ello «porque los médicos se han organizado también para evitar que ese servicio se tenga que dar«, algo que, tal y como ha señalado ha sido noticia en medio internacionales como el periódico ‘The New York Times’.

Al respecto, ha agregado que el hecho de que «en provincias como Jaén» las mujeres «se tengan que desplazar a cientos de kilómetros para ejercer un derecho es una barbaridad«, igual que si «tuviéramos médicos Testigos de Jehová, que se niegan a hacer transfusiones sanguíneas, y mandáramos a los pacientes cientos de kilómetros para hacerse una transfusión».

AMPLIACIÓN DE LA LEY DEL ABORTO

«Tiene que garantizarse en todos los centros públicos de cercanía de las pacientes, por parte del sistema público, este tipo de intervención y asegurarse de que las contrataciones del personal se hacen para un personal que está dispuesto a hacer todo el trabajo que tiene que hacer un médico, un ginecólogo, sin ningún tipo de represión ni de acosos a esos profesionales», ha dicho la parlamentaria autonómica, quien ha añadido que «eso hay que hacerlo y hay que asegurarlo desde una ampliación de la Ley del Aborto».

Igualmente, Rodríguez se ha referido a la educación afectivo sexual señalando que «no puede ser que la ultra derecha ultracatólica se niegue» a la misma y haga lo mismo con la interrupción del embarazo. «Lo que quieren es devolvernos a la época de los abortos clandestinos o de que pudieran abortar solamente los que tenían dinero para irse a otros países donde estaba permitido», ha lamentado.

«Lo lógico en este tipo de casos», ha continuado, es que «la protesta no se lleve a cabo en el sitio donde vienen las ciudadanas a ejercer un derecho en una situación de vulnerabilidad, sino que protesten en el Ministerio de Sanidad o en el Ministerio de Igualdad». Además, ha lamentado que «tenemos una consejera de Igualdad en la Junta de Andalucía que para eso mejor no tenerla«, pues ha dicho que este tipo de concentraciones a las puertas de las clínicas son «libertad de expresión».

GARANTÍAS DEL SISTEMA PÚBLICO DE SALUD

«A nivel legal debemos reformar la Ley del Aborto para garantizar que se lleva a cabo con todas las garantías del sistema público de salud», ha insistido Teresa Rodríguez, quien ha remarcado que, además, «a nivel de Código Penal», habría que «prohibir este tipo de hostigamiento».

Para concluir, ha puesto en valor la educación afectivo sexual y el acceso gratuito a los anticonceptivos para evitar los embarazos no deseados y evitar que «la gente tenga que abortar», porque «a nadie le gusta abortar», ya que es «un trance terrible para la mujer que tiene que pasarlo». «Hay muchos docentes que se están autocensurando en este tipo de educación a los niños y niñas porque tienen miedo de una denuncia», ha apostillado Teresa Rodríguez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here