La AEGC denuncia la falta de chalecos antibalas de la Guardia Civil

La AEGC denuncia que "es un alto riesgo para la salud" y exige más linternas y sprays de autodefensa

0
Guardia Civil /RAM
Imagen de la Guardia Civil. FOTO: RAM

La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) ha denunciado la «mala» gestión del dinero público. Según los datos de la propia Guardia Civil, los más de 78.000 agentes tienen a su disposición poco más de un chaleco antibalas externo por cada tres agentes. Con este tipo de protección, los guardias llevan a cabo una media de más de 7 millones de servicios anuales. Por ello, la AEGC ha reclamado que cada guardia civil tenga un chaleco de dotación personal, al igual que «reciben individualmente un uniforme», según informa este colectivo en un comunicado.

Los pantalones, polos y chaquetas «no se comparten con el compañero» y piden lo mismo con los chalecos antibalas, por dos razones «obvias»: Seguridad e higiene.

La primera, según la AEGC, al compartir los chalecos que no son de la talla correcta, «la seguridad que ofrecen es deficiente«. Asimismo, la higiene es «precisamente» la que los guardias civiles «no entendemos».

«Compartir este material es poco higiénico y un alto riesgo para la salud de los agentes»

En este sentido, «y en medio de una pandemia» la Dirección General de la Guardia Civil ha señalado que «compartir este material es poco higiénico y un alto riesgo para la salud de los agentes».

Algunos de los chalecos tienen más de diez años

En los próximos meses, la Guardia Civil comenzará a distribuir más de 17.000 de estos chalecos en las diferentes unidades. No obstante, han señalado que «no han contado con que muchos de los 25.000, que están utilizándose en la actualidad, ya tienen más de diez años«.

Estos chalecos deben pasar un test de seguridad y ser retirados los defectuosos. Sin embargo, han indicado que se llevará a cabo un muestreo y no un test a cada uno de los chalecos».

«Seguiremos compartiendo sangre, sudor y lágrimas”

La asociación ha asegurado que, «un año más, los guardias civiles seguiremos compartiendo sangre, sudor y lágrimas”. Asimismo, han explicado que los chalecos antibalas no es la única deficiencia. También, «hacen falta sprays de autodefensa y no tenemos las suficientes defensas extensibles»

El dinero público no alcanza para comprar linternas reglamentarias

El colectivo ha asegurado que «es un ejemplo de la mala gestión que se hace del dinero público«. Dinero que «no alcanza para comprar a cada guardia civil su linterna reglamentaria, teniéndolas algunos adjudicadas, pero otros no», han continuado.

«Desembolsamos los 600 euros que costaban los chalecos y resulta que, ahora, ni nos dan uno, ni nos dejan usar los adquiridos por nosotros»

En esta situación, los agentes han señalado que «no nos queda otra que sacar nuestra cartera y comprar las linternas con nuestro dinero para tener este elemento tan necesario para el servicio». Lo mismo que hicieron hace años con los chalecos que «desembolsamos los 600 euros que costaban y resulta que, ahora, ni nos dan uno, ni nos dejan usar los adquiridos por nosotros», han concluido.

El material necesario: Chaleco antibalas, linterna, spray y defensas extensibles

Desde la AEGC exigen que, «de una vez por todas, se nos dote a todos los guardias civiles de chalecos antibalas de uso individual, linternas, sprays y defensas extensibles», es decir, el material necesario para la seguridad personal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.