Leopold Mozart compuso para niños, en 1756, la sinfonía titulada Un paseo en trineo, que la Orquesta de Córdoba rescata ahora para que una habitual colaboradora en este ciclo de conciertos como es Ana Hernández-Sanchiz nos conduzca, entre marchas y danzas, a dar un emocionante paseo por la nieve al lado de un joven comediante.

Leopold Mozart (1719-1787), el padre de nuestro muy conocido W. A. Mozart, fue compositor, director, profesor y violinista. Participó activamente en la educación de su hijo, y cuentan que ambos tenían un divertido juego musical para irse a dormir. Este juego consistía en que Mozart padre improvisaba piezas en el piano, a modo de cuento de buenas noches, pero siempre dejaba la canción inconclusa para que el pequeño Mozart saliera de su cuarto y terminara la pieza musical. Todos listos para ir a dormir.

Leopold quería componer una música popular que pudiera ser comprendida y disfrutada por todo el mundo, no sólo por los entendidos. Y lo consiguió sin utilizar instrumentos ajenos a la orquesta clásica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here