Una media de 100 puestos médicos se quedan sin cubrir a diario

El Sindicato Médico estima que en torno a un 15% causan baja a diario por diversos motivos, con situaciones especialmente graves

Profesional, Junta de Andalucía

Los centros de salud de Córdoba funcionan a diario con una media de 100 médicos menos. Esa es la estimación que hace el Sindicato Médico de Córdoba (SMA), que cifra en torno a un 15% los facultativos que causan baja a diario por diversos motivos, con «situaciones especialmente graves».

La organización sindical denuncia que «la sobrecarga laboral y la presión asistencial generadas por un modelo continuista en el maltrato institucional, mala gestión y falta de previsión ha llevado a nuestra Atención Primaria a límites insoportables». Aunque «aquí no se han abierto urgencias sin médico como en Madrid», el panorama «no es nada halagüeño».

El SMA indica que «aunque la Junta cifra los cupos de Medicina Familiar en una media de 1.100 pacientes», la organización estima que «esa media es de entre 1.400 y 1.500», encontrando centros en los que por diversas circunstancias llegan incluso hasta los «1.800 pacientes». La situación en Pediatría «no es mucho mejor, con cupos y agendas sobredimensionados respecto a las recomendaciones de organismos internacionales».

Además, por diversos motivos como salientes de guardia y enfermedad, entre otros, calculan que «un 15% (en algunos centros hasta un 25%) de los puestos se quedan sin cubrir a diario, cifra que se dispara en épocas de vacacionales».

La organización sindical señala que «hay excepciones o situaciones especialmente graves, como la que está sucediendo en las urgencias de Atención Primaria de la capital, donde ya este verano se cubrieron las guardias con dos médicos en vez de con los tres que deben estar a diario».

En ese sentido, el sindicato destaca que los compañeros médicos les «alertan de que hay dificultades para cubrir las guardias«, por lo que temen la situación que se pueda presentar en diciembre. «De ser así, estaríamos hablando de trabajar con un tercio menos de plantilla en puntos donde se atienden más de 200 pacientes diarios además de las urgencias que se atienden en dos UVI móviles», asevera el sindicato, con profesionales «abocados a la extenuación en turnos de 24 horas».

En opinión de la organización, la Administración autonómica está «condenando un servicio esencial en el que buena parte de los profesionales están próximos a la edad de jubilación y en el que los más jóvenes acabarán abandonando por problemas de salud, conciliación familiar o simplemente hartazgo».

«Si por falta de planificación u otros motivos la Administración ha sido incapaz de dimensionar estas plantillas profesionales, la pasividad que ha provocado el problema no es precisamente el camino para la solución: la estructura de este servicio, así como su organigrama de trabajo, también debe contemplar la salud de los profesionales y el impacto patógeno de tal nivel de sobrecarga y nocturnidad», destaca.

Contratos desiertos

Por otro lado, los médicos hacen referencia a «los contratos desiertos» o sin cubrir desde hace años, un problema que «se repite en toda la provincia». «Son contratos presupuestados, la mayoría de dispositivos de apoyo (contratos de baja calidad)», apunta. «¿Dónde va ese dinero? ¿Es otra forma encubierta de ahorrar en sanidad pública? ¿Se quedarían esos puestos descubiertos con contratos de mejor calidad?», se pregunta el sindicato.

Este «nivel de sobrecarga es tan insoportable como inadmisible» y requiere soluciones»urgentes». En esa línea, el Sindicato Médico insiste en que es necesario parar «las agendas infinitas» y establecer un «máximo 30 pacientes al día, con un mínimo de diez minutos para cada paciente, sin bises y con tiempo para la formación». Además, añade que muchos cupos de Pediatría «siguen sin pediatra porque las condiciones laborales siguen sin ser atractivas».

«Continúan tratando a la Atención Primaria como la hermana pobre del sistema sanitario a pesar de ser la puerta de entrada y base del sistema; es hora de que esté suficientemente dotada, visibilizada y dignificada, en caso contrario, continuará la estampida de profesionales que huyen abandonando o renunciando a su plaza o mediante una jubilación anticipada, progresando la destrucción de un modelo que ni siquiera llegó a desarrollarse por completo», concluye el SMA.