Unidas Podemos pregunta al consejero de Salud por las “trabas” a la huelga del sector de la limpieza en Córdoba

La diputada andaluza ha recordado que a las trabajadoras de los hospitales de la provincia se les están exigiendo “unos servicios mínimos del 100%”

Naranjo

La parlamentaria de Unidas Podemos por Andalucía (UPporA) en la provincia de Córdoba, Ana Naranjo, preguntará al consejero de Salud del Gobierno andaluz por “las trabas que están encontrando las trabajadoras del sector de la limpieza a la hora de ejercer su derecho a huelga en los hospitales públicos cordobeses”. En concreto, Naranjo llevará una pregunta parlamentaria a la Comisión de Salud del próximo 3 de marzo, con el objetivo de “instar de una vez al consejero a tomar parte en un conflicto que afecta de lleno al SAS y con el que lleva demasiado tiempo escondiendo la cabeza”.

La diputada andaluza ha recordado que a las trabajadoras de los hospitales de la provincia se les están exigiendo “unos servicios mínimos del 100%”, con el objetivo de “anular de facto la huelga que protagonizan para reivindicar las mejoras laborales que merecen en el marco de una negociación colectiva que de momento no ha dado frutos”. Detrás de este conflicto está “la justa reivindicación de la plantilla que defiende cobrar el Salario Mínimo Interprofesional y que se respeten sus complementos”, que es “lo menos que podemos exigir para un trabajo tan sacrificado y tan esencial como el que ellas realizan”. Naranjo ha señalado además que “cuando se trata de empresas contratadas por una administración pública como es el SAS, el Gobierno andaluz debería evitar a toda costa que los derechos laborales se pongan en cuestión”. Sin embargo, desde el inicio del conflicto “el consejero ha tratado de eludir esa responsabilidad, negándose incluso a recibir a las trabajadoras que querían exponerle su situación”.

Un “boicot” a las mejoras impulsadas por el Gobierno

Además, Unidas Podemos ha mostrado su apoyo a las trabajadoras de la limpieza después del “injusto varapalo” de la sentencia del Supremo, que ha determinado que las empresas pueden absorber parte de los complementos salariales para hacer efectiva la subida del SMI. La parlamentaria por Córdoba ha denunciado el “importante agravio” que supone “para el eslabón más débil, que son las trabajadoras precarias”, a las que beneficiaría directamente “una subida del SMI ideada para corregir desigualdades y combatir las malas prácticas de empresas que se enriquecen a costa de las condiciones casi esclavistas de quienes verdaderamente sacan el trabajo adelante”.

 Naranjo ha lamentado que se avalen prácticas que solo buscan “poner trabas a las medidas que está implementando el Gobierno central para proteger a la clase trabajadora”, y que “podrían beneficiar especialmente a trabajadoras precarizadas como las del sector de la limpieza”, que “pese a la labor fundamental que realizan soportan condiciones laborales intolerables”.

Frente a la “luz” que aportan a su futuro medidas logradas por el Gobierno central como la subida del SMI o la reforma laboral, “tenemos que soportar que se quiera dar validez a prácticas tramposas, que buscan esquivar esa subida salarial absorbiendo los complementos que se les pagaban por pluses como antigüedad o peligrosidad y dejando los sueldos tal y como estaban”.