Urbanismo aprueba elevar al Pleno la prórroga en los plazos de la Inspección Técnica de Edificaciones

Salvador Fuentes ha resaltado que "la ordenanza es un instrumento normativo más del que se dota la ciudad en beneficio de todos"

Salvador Fuentes

El consejo rector de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) de Córdoba ha aprobado este miércoles por unanimidad, a propuesta del presidente, Salvador Fuentes (PP), elevar al Pleno del Ayuntamiento dictamen para prorrogar los plazos de presentación de la Inspección Técnica de Edificaciones (ITE) en tanto se produce la aprobación de la Ordenanza de Conservación, Rehabilitación, Evaluación y Estado Ruinoso de Edificación (Ocrer).

Según detalla el Consistorio en una nota, esta decisión viene motivada en que la continuación de la tramitación del documento de esta futura ordenanza estaba pendiente de la aprobación y entrada en vigor de la nueva Ley del Suelo de Andalucía, la llamada Ley de Impulso para la sostenibilidad del territorio de Andalucía (Lista), «que se ha producido finalmente en fecha muy reciente» –la aprobación por el Parlamento Andaluz se produjo el 25 de noviembre, publicándose en el BOJA del 3 de diciembre–.

Una vez que se ha aprobado esta ley, «con el nuevo panorama legislativo ya despejado», desde la Presidencia de la GMU se procede a activar nuevamente la tramitación de la ordenanza en su fase final, «siendo inexcusable el exhaustivo análisis de la misma con el texto legal definitivamente aprobado, que estará vigente a los 20 días de su publicación«.

Es por ello que, «tras un proceso tan dilatado y complejo, en el que es preceptiva la consulta pública y trámite de participación ciudadana, directa y a través del Consejo del Movimiento Ciudadano y del Consejo Social de la Ciudad», la ordenanza que se apruebe ha de ser «coherente con la nueva ley«, al objeto de que «sus disposiciones queden armonizadas con la misma en aplicación del principio de legalidad y de jerarquía normativa», siendo previsible que «en el ejercicio 2022, la ordenanza con el mayor consenso posible, pueda quedar definitivamente terminada y aprobada«.

Mientras, el gobierno municipal trabaja paralelamente en «arbitrar una serie de medidas complementarias de fomento y apoyo para facilitar a los ciudadanos el cumplimiento de las obligaciones que marca la Ley y las que puedan derivarse de su aplicación».

Acerca de esta decisión, el presidente de la GMU ha señalado que «esta ordenanza constituye un paso decisivo, que supondrá abordar por parte del Ayuntamiento una solución adecuada a una realidad y un problema histórico debido a la antigüedad de muchas de las edificaciones del parque de viviendas de la ciudad, combinando el legítimo interés general de protección y seguridad del patrimonio edificado con el interés particular de cada uno de los ciudadanos, que según los casos, puedan verse afectados».

En definitiva, ha resaltado que «la ordenanza es un instrumento normativo más del que se dota la ciudad en beneficio de todos, teniendo en cuenta que gran parte del centro histórico está declarado Patrimonio de la Humanidad, contribuyendo positivamente a favorecer esta realidad junto a otros instrumentos normativos de los que ya se dispone».

COPIA A LOS GRUPOS

Tras el consejo rector, se ha facilitado a los representantes de los diferentes grupos políticos una copia del borrador de la nueva ordenanza para que «puedan trabajar en sus aportaciones con vistas a aprobarla en el menor plazo posible con el máximo consenso, dada su importancia para el futuro de la ciudad».

En este punto, Fuentes ha agradecido expresamente «el magnífico trabajo del Consejo del Movimiento Ciudadano y del Consejo Económico y Social por sus valiosas aportaciones para este borrador de ordenanza que este miércoles se ha facilitado a los grupos municipales».