Urbanismo desconvoca el consejo para aprobar la expropiación de Caballerizas Reales por una alegación

El edil ha señalado que "como consecuencia de ello se va a celebrar el próximo consejo el martes que viene para dejar zanjado este expediente"

Caballerizas Reales

El presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) de Córdoba, Salvador Fuentes (PP), ha informado de que este viernes se ha acordado desconvocar el consejo rector extraordinario y urgente previsto para la aprobación definitiva de la expropiación de Caballerizas Reales «al surgir una alegación de última hora, que hay que responder».

En un audio difundido por el Ayuntamiento, el edil ha señalado que «como consecuencia de ello se va a celebrar el próximo consejo el martes que viene para dejar zanjado este expediente«, a lo que ha agregado que «es una cosa normal dentro del procedimiento administrativo, que se registró en su momento y cuando se pidió el certificado no había constancia de que se había presentado la alegación».

Así, ha resaltado que «para garantizar con toda la formalidad el procedimiento, lo más oportuno era hacer lo que se ha hecho, desconvocar y volver a convocar» la próxima semana con «la respuesta a la alegación«, ha apuntado Fuentes, asegurando que están «en tiempo y forma».

Previamente, el alcalde, José María Bellido (PP), ha explicado que «es un proceso complejo» y «va como tenía que ir», de manera que «ya se partía de la base de que como hay un desacuerdo entre Ayuntamiento y Ministerio de Defensa sobre la valoración de Caballerizas, hay que ir a un expediente de expropiación».

En este sentido, ha comentado que «si hubiera un acuerdo sobre el precio, directamente se habría comprado«, de modo que «Defensa ha presentado su valoración –con 9,7 millones de euros–, que dista mucho de la del Consistorio –dos millones–«, y ahora están pendientes de «la aprobación definitiva» de la expropiación, «una vez que ha pasado el período de exposición pública».

Además, confía en «firmar antes de final de año» con Defensa, una vez que se apruebe la expropiación, el acta de ocupación del bien e «independientemente de cuándo se resuelva el proceso expropiatorio», en el nuevo año «el edificio pase a estar ocupado por el Ayuntamiento». «No sería justo que esto se fuera más allá del 1 de enero, porque Defensa tendría que pagar el IBI entero de 2022», ha explicado Bellido.

Al respecto, ha dicho que «por lealtad institucional entre todas las partes» están «corriendo para que antes del 1 de enero ya esté ocupado por el Ayuntamiento y a partir de ahí será el Jurado Provincial de Expropiaciones el que diga el valor definitivo que haya que afrontar desde la ciudad para adquirirlo».