Veterinarios andaluces transmiten sus condolencias a la familia del niño fallecido tras el ataque de un perro

El Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios cree "necesaria" la modificación de la normativa aplicable a la tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos

0
Un perro potencialmente peligroso

El Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios ha transmitido este martes su «dolor» y «condolencias» a la familia del niño de cinco años que murió en la madrugada del pasado domingo en Lucena (Córdoba) a causa de las heridas provocadas por el ataque de un perro, a la vez que ha pedido la modificación de la normativa sobre tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos.

En este sentido y en una nota, el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios cree «necesaria» la modificación de la normativa aplicable a la tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos y en concreto la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el Régimen Jurídico de la Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos, el Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, por el que se desarrolla la anterior y el Decreto 42/2008, de 12 de febrero, por el que se regula la tenencia de animales potencialmente peligrosos en Andalucía.

Actualmente, y como regla general, la normativa citada clasifica a los perros potencialmente peligrosos (PPP) según su raza; sin embargo, junto a muchos animales pertenecientes a las razas legalmente consideradas PPP muy equilibrados, «se dan ejemplares de razas no catalogadas legalmente como PPP que llegan a mostrar gran agresividad, lo que, unido a un determinado poderío físico, puede dar lugar a sucesos de tan lamentable resultado», han señalado.

Por este motivo, la Organización Colegial Veterinaria de Andalucía defiende la necesidad de que la potencial peligrosidad de un animal de especie canina sea «apreciada de forma individualizada, y no a través de un criterio genérico basado en la pertenencia a determinadas razas«.

Por ello, desde el consejo han señalado «muy conveniente» que la normativa aplicable a la tenencia de animales de especie canina establezca la obligación general de que «todos los ejemplares susceptibles de alcanzar un determinado peso en estado adulto, deban ser evaluados mediante un análisis etológico individualizado y científico que estime su grado de agresividad y que debe ser firmado por un profesional veterinario especializado».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here