Boleros, rumbas, sevillanas y romanticismo en estado puro. Al pasear por Córdoba, concretamente por la céntrica calle José Cruz Conde, se puede descubrir la voz de Toni Rivas. Trabaja para una empresa de una empresa de network marketing, pero si algo le apasiona es ser cantante. Después de más de 20 años sin cantar, ha desempolvado su micrófono y recientemente ha reeditado Solo por ella, una nueva versión más pop de la que le dedicó a su mujer cuando «éramos novios» y que grabaron en un estudio de Montilla.