“Mamá, quiero independizarme. Cómprame una de estas casas”. Todos los hijos han dicho esta frase al menos una vez en la vida. ¿A cuántos les han respondido sus padres con un “¡por supuesto!”? Sea como regalo de cumpleaños, por sacar buenas notas o por darse un capricho a sí mismo, quien tenga más de un millón de euros en el bolsillo, puede permitirse una de estas casas señoriales de Córdoba.

En primer lugar, esta casa palacio cuenta con cinco patios. A tan solo unos metros de la Mezquita-Catedral, esta construcción de 770 metros cuadrados está decorada con arcadas y columnas de piedra, yeserías y fuentes. 

Casa-palacio en la Judería de Córdoba
Casa-palacio en la Judería de Córdoba

Para lo que les gusten los espacios comunes, la casa tiene tres salones y dos comedores. Y si te gusta tener un lugar de rezo privado, también cuenta con capilla. Todo, por 1,5 millones de euros.

En segundo lugar y por 5.000 euros menos, se oferta una emblemática casa señorial en pleno corazón de la Judería de Córdoba. Este palacete está catalogado como Bien Protegido del Conjunto Histórico de Córdoba, un edificio que conserva las distintas transformaciones según las herencias y conveniencias de las distintas familias que han habitado en su interior.  

Esta casa solariega dispone de más de 800 metros cuadrados, divididos en en tres superficies con dos patios típicos cordobeses, uno de casi 100 metros, considerado como uno de los más representativos de la Córdoba Señorial, y el otro de 45 metros y un claro ejemplo de la fiesta de los Patios de Córdoba

Además de las dos azoteas que dan una estupenda vista hacia la torre de la Mezquita-Catedral, la vivienda cuenta con bodega, entre otras amplias estancias.

Otro de los palacios de ensueño que se venden en Córdoba es el de los Condes de Torres Cabrera, una mansión solariega de dos plantas con una soberbia fachada de colores rojo almagra y ocre. 

Una reja da paso a un cuidado jardín que adentra en el esplendor del barroco y que desde 1847 se alza esta majestuosa vivienda con reminiscencias de villa italiana. 

Fachada del palacio de los Condes de Torres Cabrera (Córdoba)
Fachada del palacio de los Condes de Torres Cabrera (Córdoba)

En total, casi 2.500 metros cuadrados entre lujo e historia, pues dispone de 23 dormitorios, 11 baños, varios comedores, oratorio privado, dos jardines, piscina, parking para 12 vehículos y una sucesión de salones con chimenea de mármol, marcos y molduras de yesería, espejos y pinturas.

Asimismo, dentro del palacio se esconden tesoros de valor incalculable, como mosaicos romanos del siglo II d.C. No obstante, la joya de la corona es el Salón del Trono de 90 metros cuadrados que Ricardo Martel, IX conde de Torres Cabrera, mandó a construir en 1877 con motivo de la visita del rey Alfonso XII a Córdoba, para el que el anfitrión decidió regalarle esta fabulosa sala de estilo Luis XV.

Por 12 millones de euros, este palacio puede ser tuyo a través de Engel & Völkers y sumarte a la lista de huéspedes ilustres que han pasado por su interior, como Alfonso XIII, los reyes de Jordania, Husein y Dina bint ‘Abdu’l-Hamid, Antonio Cánovas del Castillo, los duques de Montpensier, entre otros tantos.

Pero el buen gusto no solo reside en la capital, la provincia cordobesa esconde infinidad de palacetes y cortijos señoriales de lo más exquisitos. Ejemplo de ello, es esta casa-palacio de principios del siglo XX situada dentro del Conjunto Histórico de Aguilar de la Frontera

Palacete neomudéjar-plateresco en Aguilar de la Frontera (Córdoba)
Palacete neomudéjar-plateresco en Aguilar de la Frontera (Córdoba)

Estilo neomudéjar-plateresco y ¿qué decir del valor artístico-arquitectónico? Reformado por el conocido arquitecto del hotel Alfonso XIII de Sevilla, José Espiau y Muñoz. En total, una parcela de casi 700 metros cuadrados y más de 1.200 construidos. 

Entre las dos plantas, ático y sótano, alberga una capilla, dos entradas, un patio central y hasta 20 habitaciones. Asimismo, el zócalo de azulejos, las puertas con dintel sobre ménsulas y los balcones con vanos en arco de medio punto cumplen todas las expectativas.  

Quizás no es la mejor elección para que los estudiantes compartan piso, pero, como indica el anuncio en el portal Idealista, es “perfecta para uso hotelero y una gran oportunidad por su singularidad y precio”. Y efectivamente, porque se vende por nada más que 625.000 euros. Todo un chollo ¿verdad?

Así que, mamá, papá, me conformo con cualquiera de todas ellas. Y vosotros, ¿por cuál de ellas os vas a decidir para regalarle a vuestro hijo? No tardéis mucho porque, cómo dicen en el baratillo: “Nena, ¡qué me los quitan de las manos!”.

Javier Sánchez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here